El Obispado planteó su postura tras la denuncia

Locales 25 de julio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

La denuncia pública a través de un mensaje en su cuenta de Facebook que hizo el jueves la rafaelina Delfina De la Riva, quien reveló haber sido abusada hace 19 años, cuando tenía 11, por el cura Angel en el Colegio San José de Rafaela, donde era alumna, continuó ayer generando profundas repercusiones, entre las que se encuentra una réplica del Obispado de Rafaela. Asimismo, fuentes de la justicia penal admitieron que a pesar del tiempo transcurrido de los hechos es posible efectuar una denuncia puesto que el delito no prescribe, más allá de que el religioso acusado falleció en el 2004. 
En tanto, el Obispado de Rafaela expresó que "ha tomado conocimiento, a través de la difusión por medio de las redes sociales, de las declaraciones efectuadas por una persona mayor de edad a través de un posteo de facebook que se ha viralizado". "Según sus propias referencias -efectuadas en la difusión indicada- afirma haber sido abusada sexualmente dentro del ámbito de una institución eclesial cuando era alumna del establecimiento", agrega.
"Al respecto deseamos manifestar que la realidad de los abusos duele, y de ninguna manera debe ser ocultada ni encubierta. Por ello consideramos necesario que la persona antes mencionada realice las denuncias pertinentes ante los organismos estatales correspondientes, a los fines de que se abra una investigación y pueda llegarse a la verdad", plantea en el escrito distribuido a medios y comunidad religiosa y educativa.
Concluye el escrito con una cita de Juan 8, 31-32, que sostiene: “…Si ustedes permanecen fieles a mi Palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. Y reafirma que "como Iglesia Diocesana colaboraremos en todo lo que esté a nuestro alcance".

DE LA RIVA 
En la misma cuenta de Facebook que utilizó para realizar la denuncia, Delfina De la Riva manifestó ayer su agradecimiento profundo "a todos y todas por sus palabras y apoyo, me son muy reparadoras" y que "muchas personas hayan sacado a la luz dolores causados por seres del horror, avaladas por instituciones clericales nefastas"
La madre de la joven denunciante, Adriana Zachary, también se mostró conmovida. "Soy la mamá de Delfi...No tengo palabras para expresar lo que siento, es difícil... pero admiro profundamente a mi hija... por su valentía... por su fortaleza, por ser auténtica, por no callar a pesar de que pasó tiempo...pero es el tiempo que ella necesitaba para sacarse una mochila muy pesada, que quería de alguna manera dar a conocer... en ese entonces era una nena de 11 años que no encontró la forma de comunicarlo, era una pequeña que concurrirá a una buena escuela cercana a nuestra casa. Pensábamos que estaba en buenas manos... pero resulta que no. Que los manipuladores están donde uno menos espera...en un aula o en una capilla. Donde confesaba a niños y niñas de primaria", dijo.
Zachary agradeció el respaldo masivo a su hija -cientos de mensajes afectuosos-, se preguntó donde estaba la gente de la institución "a la que le confiamos nuestros hijos" y admitió que enviar a sus hijos a ese establecimiento "fue la peor elección que hice en toda mi vida". Por último, calificó a su hija como "un sol, una leona".


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias