Quedó preso médico por delitos sexuales a pacientes

Policiales 25 de julio de 2020 Por Redacción
La medida cautelar fue dispuesta por el juez Santiago Banegas. El accionar delictivo del profesional de la salud fue en el marco de tratamientos que brindaba a las víctimas como especialista en flebología.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Un médico de 41 años cuyas iniciales son PAG quedó en prisión preventiva por 60 días en el marco de una investigación en la que está imputado como autor de seis hechos delictivos contra la integridad sexual en perjuicio de cuatro pacientes.
Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Santiago Banegas, en una audiencia llevada a cabo ayer en los tribunales de la ciudad de Reconquista.
El fiscal a cargo de la investigación es Sebastián Marichal. El funcionario del MPA le atribuyó al imputado la autoría de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado (por resultar grave daño en la salud física o mental de la víctima); abuso sexual gravemente ultrajante (tres hechos); abuso sexual simple y tentativa de abuso sexual simple.

EN EL CONSULTORIO
“Los delitos que investigamos fueron cometidos entre 2013 y 2019. En los seis hechos ilícitos, el imputado aprovechó que las víctimas no consintieron libremente su accionar”, sostuvo Marichal.
El funcionario del MPA informó que “los ilícitos fueron cometidos en el consultorio del imputado en la ciudad de Reconquista y en el marco del tratamiento profesional que brindaba a las víctimas en su calidad de médico flebólogo”.
“En uno de los casos, aprovechó que la víctima se quedó dormida para perpetrar el abuso sexual”, sostuvo el fiscal. “Como consecuencia de su accionar, provocó una crisis de angustia, cuadro fóbico y síntomas de pánico en la víctima, lo que le impidió desempeñar sus tareas laborales y derivó en la pérdida de su trabajo”, relató Marichal.

LLAMADA
TELEFÓNICA
El fiscal recordó que “el hombre investigado fue imputado el pasado mes de junio y transitaba el proceso en libertad”. En tal sentido, agregó que “su situación procesal se modificó a raíz de que, el martes 14 de julio, realizó un llamado telefónico intimidante al exmarido de una de las víctimas”.
“La comunicación duró al menos 18 minutos y, tanto el hombre con el que habló como su exmujer, se sintieron intimidados”, afirmó Marichal y señaló que “la pareja dijo que el profesional de la salud manifestó que si la causa proseguía, podría verse perjudicada su familia”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar