Incendian una casa en una presunta represalia

Policiales 23 de julio de 2020 Por Redacción
EL CASO DEL CHICO QUE SUFRIO UNA GOLPIZA EN VILLA DOMINGA

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

En la edición impresa del martes último, dimos a conocer bajo el título “Golpiza a joven lo deja en estado desesperante”, lo ocurrido en el barrio Villa Dominga donde a un jovencito de 22 años llamado Diego A. le propinaron una terrible paliza que lo dejó desplomado en el piso y con convulsiones, llegando a rastras hasta su casa y siendo rato después internado de urgencia en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital “Jaime Ferré”.
El presunto golpeador sería un joven identificado como Mauro W. que vive a pocas cuadras de su víctima –en intersección de calles Ramón y Cajal y Marini- y en cuya vivienda habría ocurrido la golpiza a Diego A.
Casualmente en la jornada de la víspera autores ignorados habrían incendiado intencionalmente la vivienda de Mauro W., lo cual se presume sería una posible represalia por la paliza inhumana que sufrió Diego A. que lo dejó gravemente herido en terapia intensiva.

LO OCURRIDO
A DIEGO A.

Sobre el inicio de esta cadena de sucesos, recordamos que una vecina de 39 años, domiciliada en barrio Villa Dominga, denunció el lunes en sede policial de la Comisaría N° 13, que su hijo Diego A., de 22 años, quien vive junto a ella en la misma casa se fue cerca del mediodía de la vivienda y que después de haber pasado la tarde afuera, avisó que se dirigía al domicilio de un sujeto identificado como Mauro W., en calle Ramón y Cajal y Marini, a pocas cuadras de su domicilio.
Así las cosas, a las 22.30 llegó a su casa su otro hijo de 15 años –Ezequiel A.- quien le gritó: “Ma’ fíjate que le están pegando a Dieguito” –su hermano-.
Cuando la madre salió a buscarlo observó que Diego A. venía caminando, arrastrando los pies y tambaleante, y que al llegar a la vereda de su casa se desplomó en el suelo y empezó a sufrir convulsiones. Al parecer, testigos que pasaron por la casa de Mauro W., vieron como “le estaban pegando con un fierro” a Diego A. y que además creen haber visto que le pegaban con la culata de un arma en la cabeza.
En esos momentos altamente violentos llegó la policía y la ambulancia que llevó al hospital “Jaime Ferré” a Diego A., en medio de convulsiones. Siendo ya la 1:00 de la madrugada, personal médico del Hospital informó a su madre que lo habían pasado a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) porque tenía muchos golpes en la cabeza y seguía convulsionando.
Frente al grave hecho el Fiscal de turno dispuso que se haga una requisa en el domicilio de Mauro W. y que se le de intervención a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), la cual dio resultados negativos; abriéndose no obstante, un legajo de investigación penal.

INCENDIO EN LA
CASA DE MAURO W.

A temprana hora de la jornada de la víspera personal policial de la Comisaría N° 13 tomó conocimiento que a las 23.00 del martes, en calle Ramón y Cajal y Marini –donde su ubicaría la vivienda de Mauro W.- personal de la Policía de Acción Táctica arribó al lugar ya que se estaba en presencia de un incendio del inmueble por lo que solicitaron el auxilio de la Agrupación Bomberos Zapadores.
Una vez éstos en el lugar, controlaron las llamas, no logrando hallar a ninguna persona en el inmueble citado, y que el lugar parecía deshabitado.
Si bien no hay información oficial que conecte ambos hechos, todo indicaría que se trataría de una presunta represalia de familiares, amigos y vecinos contra Mauro W. por lo ocurrido a Diego A.
Al parecer la magnitud de las llamas requirió también la colaboración de Bomberos Voluntarios, por lo que habrían trabajado en el lugar dos dotaciones.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar