Compleja situación de los jardines de infantes

Locales 22 de julio de 2020 Por Redacción
Atendiendo el planteo de muchos padres, se evaluará la aplicación de un protocolo que en esta realidad tan complicada, permita el regreso a la actividad de los jardines de infantes. El lunes se realizó un importante encuentro de las docentes con funcionarios.
FOTO ARCHIVO JARDINES DE INFANTES. Se está solicitando el regreso a la actividad.
FOTO ARCHIVO JARDINES DE INFANTES. Se está solicitando el regreso a la actividad.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El pasado lunes se concretó un encuentro que fue encabezado por el senador Alcides Calvo, como coordinador del Comité de Crisis Departamental; Guillermina Vitaloni en representación de la Secretaría de Educación; Alejandra Mahieu por la Secretaría de Producción, Empleo e Innovación y referentes de jardines de infantes privados de la ciudad, que desde marzo están sin poder trabajar.
También las maestras jardineras mantuvieron reuniones por separado con el concejal justicialista Juan Senn y su par Raúl Bonino de Cambiemos.
Al respecto, Gisela Vilois, del Jardín Querubines, señaló: "Lo primero que planteamos es obviamente la necesidad de la reapertura teniendo en cuenta que nosotros fuimos haciendo todo lo que se nos fue indicando en estos casos, hasta llegar a un protocolo que también sabemos que fue como aprobado de alguna manera para la reapertura, teniendo en cuenta también que nuestra ciudad se está manejando prácticamente con la mayoría de sus locales y sus comercios habilitados".
"Nos encontramos hoy ante la necesidad de poder reabrir, sobre todo por parte de las familias que necesitan mandar a sus hijos al jardín, porque la mayoría de los padres ya están trabajando y cumpliendo su horario laboral, con lo cual los chicos están deambulando de un lugar a otro; en la casa de sus abuelos, porque quedan al cuidado de ellos, que sabemos son factor de riesgo. Lo que hicimos fue poner en palabras lo que ya veníamos haciendo a través de notificaciones, respecto a la necesidad de abrir nuestros jardines por las fuentes de trabajo que están en juego y por la demanda de las familias", sostuvo la titular de Querubines.
Por otra parte, Melisa Cravero, del Jardín Creciendo Juntos, explicó que "el protocolo está pensado justamente para que lo puedan cumplir los niños; primero se reduce la capacidad, si bien nosotros trabajamos con cupos limitados por sala, se reduciría un poco más para mantener cierta distancia. Además se propone un trabajo previo antes de volver a la sala del jardín, a través de videos, clases virtuales donde iríamos enseñando otras maneras de saludo, otro juego, reinventándonos todo el tiempo y fortaleciendo todo lo que tenga que ver con la higiene".
La docente contó además que "se tomaría la temperatura al ingreso del jardín, desinfectando la ropa, dejando las camperas en un apartado y con una rotación cada determinado tiempo para higienizar el lugar".
En tanto Mariel Hilgert, de Mi Pequeño Mundo, dijo: "El impacto económico es bastante fuerte, nosotros somos 20 jardines pero no somos solamente 20 maestras jardineras. Todas tenemos mucha gente a cargo, muchas docentes a cargo; hasta ahora estuvimos recibiendo ayuda por parte de los padres, de las familias que llevan a sus hijos al jardín, donde fueron mes a mes colaborando, pero si bien la buena voluntad de colaborar existe hay una realidad y es que todos están trabajando y necesitan dejar sus hijos a cargo de alguna persona, y hay gente que acá en Rafaela no tiene abuelos, no tiene tíos, no tiene a nadie. Por eso tuvieron que contratar niñeras para que les cuidan a los chicos" y agregó: "Si tengo que abonar la niñera no puedo seguir colaborando con el jardín; igualmente aún tenemos algunas familias que todavía colaboran, pero mes a mes son cada vez menos, y la realidad es muy apremiante".
"Nosotros consideramos que poder tener las puertas abiertas, con los niños en el jardín, con capacidad reducida, un protocolo y las medidas de higiene que implementamos siempre, es una prevención de contagios, porque los niños estarían en un lugar seguro, con todas las medidas sanitarias y no trasladándose de adulto en adulto, poniendo en riesgo a las personas mayores. Estarían contenidos todos los días en un mismo espacio, con su seño, los mismos compañeros, y esa es una forma de prevenir", finalizó diciendo Mariel.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias