Solidaridad de los millonarios

Editorial 14 de julio de 2020 Por Redacción
Millonarios del mundo piden pagar más impuestos para ayudar a la recuperación económica pospandemia. Además, aseguraron que el impacto de esta crisis durará décadas y empujará a 500 millones de personas a la pobreza.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El debate en torno a los impuestos que los ciudadanos están dispuestos a pagar al Estado para mantener en funcionamiento un gobierno y un abanico que puede ser amplio o no tanto de servicios nunca acaba, es cierto, pero existe generalmente el convencimiento de que los contribuyentes, si pudieran elegir, optarían por aportar menos de lo que lo hacen. Eso explica algunas mudanzas de millonarios cuando cambian su residencia en un país de elevada presión fiscal por otro donde los impuestos son menores, en tanto los paraísos fiscales parecen estar en retroceso ante la mayor coordinación a nivel global para luchar contra la evasión y el lavado de dinero, que muchas veces están asociados a delitos como el narcotráfico y la corrupción. 
Con un mundo dado vueltas por la pandemia del coronavirus, ahora millonarios del mundo abogaron, a través de una carta publicada en la web Millonarios por la Humanidad, la necesidad de subir los impuestos a los más ricos para ayudar a la recuperación de la economía afectada por el coronavirus, que estiman impulsará a 500 millones de personas a la pobreza.
La nota fue firmada por 83 millonarios de varios países, principalmente de los Estados Unidos, en la que pidieron a los gobiernos que asuman su responsabilidad aumentando los impuestos a los que más tienen, de forma inmediata, sustancial y permanente. Advirtieron además que cientos de millones de personas perderán sus empleos a medida que cierren las empresas, algunas de forma permanente a la vez que aseguraron que ya hay casi mil millones de niños sin escolarizar, muchos de ellos sin acceso a los recursos que necesitan para continuar su aprendizaje. También resaltaron, como consecuencia de esta conyuntura, la ausencia de camas de hospital, máscaras protectoras y ventiladores es un doloroso recordatorio diario de la inversión inadecuada realizada en los sistemas de salud pública en todo el mundo.
Además de estadounidenses, la carta fue firmada por millonarios de Canadá, Alemania, el Reino Unido, Dinamarca y Nueva Zelanda, entre ellos la heredera de The Walt Disney Company, Abigail Disney y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi. Entre las firmas figura la de Morris Pearl, exdirector gerente BlackRock, una de las firmas de inversión más grandes del mundo y uno de los principales grupos de acreedores que negocia la reestructuración de la deuda argentina
En el documento enfatizaron que el dinero se necesita desesperadamente ahora y seguirá siendo necesario en los próximos años, a medida que el mundo se recupere de esta crisis. Como antecedente, en 2019, antes de que la pandemia de Covid-19 se expandiera en el mundo, un grupo de cientos de estadounidenses con grandes fortunas llamados Millonarios Patrióticos (Patriotic Millionaires) se comprometieron a promover políticas públicas para fomentar mejores salarios para los trabajadores, y para asegurar que millonarios y corporaciones paguen una “parte justa de impuestos”.
Mientras tanto, en la Argentina ya se instaló un proyecto que aún se debe discutir para gravar las grandes fortunas con un impuesto especial, lo que permitiría mejorar la recaudación y destinarla a los gastos extraordinarios que exige atender la emergencia sanitaria por el coronavirus. En un país donde la mitad de la población quedará bajo la línea de la pobreza, quienes más tienen deberían hacer un esfuerzo para contribuir ante un contexto sin precedentes. 
Con este proyecto se busca recaudar por única vez el equivalente a 3.000 millones de dólares, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia. La tasa a pasar será del 2% para quienes cumplan con el piso de 200 mil millones de pesos de patrimonio, y el porcentaje será progresivo, con un tope del 3,5%. Se tomará como base los bienes personales declarados hasta marzo de este año, aunque todavía hay que esperar si finalmente hay consensos suficientes en el Congreso para lograr su aprobación.
Al respecto, cabe agregar que ante esta coyuntura compleja, ministros y secretarios de Agricultura de 34 países de América se comprometieron a fortalecer la seguridad alimentaria que la pandemia pone bajo amenaza, apoyando la producción agropecuaria, facilitando el comercio intrarregional y reforzando la agricultura familiar. Así lo resolvieron tras participar de una videoconferencia convocada por México y organizada por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la agencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar