Las bocinas se hicieron escuchar en otro masivo banderazo en Rafaela

Locales 10 de julio de 2020 Por Redacción
Con diversas consignas, como la defensa de la propiedad privada, la libertad de prensa y de las instituciones de la República y contra la impunidad, cientos de rafaelinos participaron de la caravana de autos que copó las calles del microcentro. También se reclamó mayor seguridad con críticas a autoridades de la ciudad y de la Provincia.
Ver galería FOTO J. BARRERA MOVILIZACION. El banderazo contó con una importante participación en Rafaela.
1 / 3 - FOTO J. BARRERA MOVILIZACION. El banderazo contó con una importante participación en Rafaela.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

A las 4 de la tarde en punto de ayer comenzaron a sonar, tímidamente, las primeras bocinas de los autos que ya circulaban en las calles internas de la Plaza 25 de Mayo de Rafaela mientras llegaban los primeros manifestantes a pie, esos que optan por pararse frente al edificio de la Municipalidad para protestar y reclamar, en algunos casos envueltos en banderas argentinas. En este feriado por el Día de la Independencia, la ciudad adhirió al igual que el 20 de junio pasado cuando se celebró el Día de la Bandera, a la movilización nacional convocada inicialmente desde el movimiento Campo y Ciudad. Hace 20 días la principal consigna que movilizó a la ciudadanía contra el Gobierno nacional fueron las intenciones de estatizar la empresa agroindustrial santafesina, Vicentin. 
Ayer el abanico temático de reclamos fue amplio. Ya no es solo el proyecto de expropiación de la cerealera sino también los avances contra la libertad de expresión que se advierten desde el Gobierno nacional -a través de la causa de espionaje ilegal-, los ataques sistemáticos contra la propiedad privada de los campesinos que se materializan en la destrucción de silobolsas y la faena clandestina de ganado, y la impunidad de dirigentes kirchneristas que se actualizó esta semana con la excarcelación de Lázaro Báez, uno de los emblemas de la corrupción. 
Pero en Rafaela ayer también hubo renovados reclamos por mayor seguridad. El reciente crimen de Héctor Bongiovanni, el femicidio de Cristina Beatriz Cattáneo y los tiroteos entre jóvenes delincuentes del lunes a la tarde en barrio Zazpe, captados por vecinos que grabaron videos que luego se viralizaron a nivel nacional, colocaron nuevamente a la problemática de la inseguridad en el centro de las preocupaciones de los rafaelinos, más allá de de la pandemia y sus secuelas en los planos sanitario, económico y social. 
En este sentido, frente a la Municipalidad rafaelina los vecinos que se sumaron a la protesta se quejaron del amplio operativo de seguridad que se montó en esta oportunidad. "Aumentaron la seguridad para cuidar a esta caravana de autos, pero nos siguen matando y robando todos los días en Rafaela. No cambió nada en materia de seguridad, tenemos miedo por nuestros hijos y nietos. Hay muchos delincuentes sueltos que ahora no tienen problemas en matar", dijo un mujer mayor convencida de que hay que "llamar la atención al Intendente, a los concejales y sobretodo al Gobernador que prometió paz". 
El banderazo en Rafaela se extendió por una hora, donde las bocinas sonaron sin parar mientras los vehículos avanzaban a baja velocidad y se formaron embudos en el tránsito en torno a los accesos a las calles internas de la Plaza y también en bulevar Santa Fe. "Hacen operativos para controlar las rutas por el coronavirus, pero nadie investiga las banditas narcos responsables de las balaceras a plena luz del día. No cambió nada en materia de políticas de seguridad. Nadie dice nada, es como si todo estuviera bien. Queda claro que el año pasado usaron políticamente el tema de la seguridad y ahora que no les conviene no hablan", afirmó un hombre sin ocultar su fastidio. 
Santa Fe, Rosario, Avellaneda y Reconquista fuero otras ciudades de la Provincia donde se concentraron cientos de ciudadanos. En la capital provincial cientos de personas terminaron su recorrido frente a la Casa de Gobierno, aunque claro que el gobernador, Omar Perotti, se encontraba en Rafaela. 

EN TODO EL PAIS
En una jornada de protesta que no estuvo exenta de incidentes, miles de ciudadanos se concentraron en las principales ciudades del país y realizaron "banderazos" contra el Gobierno y la cuarentena.
La marcha en el Obelisco, que estuvo acompañada por una extensa caravana de autos, quedó empañada por violentos incidentes provocados por agresores que increparon a cronistas y dañaron con golpes al móvil de televisión del canal C5N, en tanto que se registraron enfrentamientos a golpes de puño entre grupos de manifestantes.
En la Ciudad de Buenos Aires las concentraciones, que fueron previamente convocadas por redes sociales en coincidencia con la fecha patria del 9 de Julio, se replicaron en el barrio de Belgrano (en la tradicional esquina de Cabildo y Juramento) y frente a la Quinta Residencial de Olivos, en tanto que hubieron nutridos "banderazos" y caravanas en Córdoba, Mendoza, Mar del Plata y Rosario.
El menú de reclamos que llevó a los distintos grupos de manifestantes a romper el aislamiento obligatorio, y en muchos casos, a incumplir con el distanciamiento social cuando el país se acerca al pico de contagios, fue variopinto, mezclándose el pedido para terminar la cuarentena, el repudio a la liberación de Lázaro Báez y de dirigentes kirchneristas que estaban presos, el rechazo a la intervención de Vicentin y un cúmulo de consignas más abstractas contra la corrupción, contra "el comunismo" y a favor de "las libertades y la República".
La heterogeneidad de los reclamos, y el carácter difuso de la convocatoria, hizo que en las distintas plazas donde se llevaron a cabo los banderazos se aglutinara gente de lo más diversa, desde adultos mayores, pasando por jóvenes libertarios, militantes nacionalistas, hasta manifestantes anticuarentena, todos unidos por su oposición al Gobierno de Alberto Fernández.
Las escenas de mayor tensión violencia se vivieron en el Obelisco porteño, donde además de los combates cuerpo a cuerpo, que finalizaron con personas con cortes en la cara y sangre, se arrojaron objetos contundentes, como palos y piedras, según pudieron registrar las cámaras de televisión presentes en el lugar.
"Devuelvan lo robado", "No somos Venezuela", "Ladrones" fueron algunas de las frases que se repitieron con intensidad a lo largo de la tarde.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar