Condenado a 14 años de cárcel por cometer salvaje agresión

Policiales 09 de julio de 2020 Por Redacción
La pena recayó sobre el salteño Pablo Yáñez, de 33 años, responsable del delito de homicidio en grado de tentativa, agravado por el género y la relación de pareja previa.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Un hombre fue condenado a 14 años de prisión por rociar con alcohol y prender fuego a su pareja, en un cementerio de la capital salteña en enero del año pasado.
Se trata de Pablo Gabriel Yáñez, de 33 años de edad, quien fue condenado a la pena de 14 años de cárcel al ser hallado responsable del delito de homicidio en grado de tentativa, agravado por el género y la relación de pareja previa, en perjuicio de Rocío Natalia Sarapura.

DESISTIO A HABLAR
ANTES DEL FALLO
El imputado escuchó la sentencia en la Sala III del Tribunal de Juicio, a cargo de la jueza Carolina Sanguedolce, luego de desistir de formular sus últimas palabras en el proceso oral y público que comenzó el pasado 1 de julio.

LO OCURRIDO EN
ENERO DE 2019

El hecho por el cual fue condenado Yáñez ocurrió el 25 de enero de 2019 en el Cementerio de la Santa Cruz, de la ciudad de Salta.
Según consta en la causa, esa tarde, el acusado ingresó al cementerio con su pareja y durante una discusión la golpeó, le arrojó el contenido de una botella de alcohol etílico y la prendió fuego.

LOS PEDIDOS DEL
FISCAL Y DEFENSA

Durante los alegatos, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio solicitó para el imputado una pena de 15 años de prisión efectiva, en coincidencia con la defensora para Víctimas de Violencia Familiar y de Género Número 2, Liza Medrano.
Por su parte, el defensor oficial de Yañez, el ABOGADO Raúl Sángari, pidió la pena de un año y seis meses de prisión por el delito de lesiones culposas.
La jueza dispuso además que el condenado, que fue declarado reincidente, sea examinado por un médico del Poder Judicial para la obtención de sus señas particulares.
Asimismo, ordenó que, a través del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), se le extraigan muestras de ADN, para su posterior incorporación al Banco de Datos Genéticos.

LA DECLARACION
EN EL JUICIO
El lunes pasado, el acusado declaró en el juicio que el hecho fue un accidente, a la vez que negó amenazas contra la víctima y desmintió haberle pegado alguna vez.
A raíz de lo sucedido, Sarapura sufrió quemaduras tipo AB en el rostro, las manos, el abdomen y las piernas y fue trasladada al Hospital San Bernardo, donde tuvo un paro cardiorrespiratorio, al que sobrevivió gracias a la reanimación (RCP) aplicada por el personal del centro asistencial.

PALABRAS DE LA
VICTIMA
Al iniciar el juicio, Sarapura, quien presenta dificultades para hablar debido a lesiones sufridas en las cuerdas vocales, contó que el día del hecho ella había ido al cementerio para visitar la tumba de su abuelo, tras lo que reveló que tenía problemas de adicción al alcohol y ese día había bebido.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar