A 20 años del gran título de Salerni en Wimbledon

Deportes 08 de julio de 2020 Por Redacción
Un día como hoy de 2000 le ganaba por 6-4 y 7-5 a la ucraniana Tatiana Perebiynis la final junior femenina para consagrarse en el césped londinense.
0318520PITUSALERNI

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Por Darío Gutiérrez, (Redacción LA OPINION). - Era un día gris en Rafaela, tanto como en Londres, aunque por aquí la lluvia no molestaba como es frecuente en Wimbledon. Un 8 de julio de 2000, María Emilia Salerni conseguía su primer gran impacto como tenista, de esos que quedan en la historia a nivel mundial y en un año que sería inolvidable. Se consagraba campeona de singles junior en el mítico All England al derrotar por 6-4 y 7-5 a la ucraniana Tatiana Perebiynis. Un año antes lo había logrado en dobles junto a la checa Daniela Bedanova.
En el lugar donde nació el tenis, una rafaelina recibía la ovación de 6.000 personas después de un partido no tan largo por su desarrollo (1h15m)pero si por la interrupción por lluvia de una hora que obligó a las protagonistas a esperar en los vestuarios.
Pitu venía de perder la final de Roland Garrós unas pocas semanas atrás luego de tener dos matchs points a favor ante Virginie Razzano, pero en esa oportunidad no dejó lugar a dudas para que se le escapara el ansiado trofeo. Tuvo una semana de gran solidez y además de inscribir su nombre en la galería de campeones, saltaba al primer lugar del ranking mundial juvenil.
Presente esa jornada en el estadio, su entrenador Sergio Ledesma, recordaba ayer ante nuestra requisitoria de alguna anécota de ese partido, que "me viene a la mente que en la interrupción por lluvia Perebiynis pudo tener asistencia porque su entrenadora era mujer, a diferencia de Pitu. A nosotros nos acompañaba Enrique Morea, pero más allá de su predisposición y sus contactos, yo no pude acercarme a María Emilia en ese momento".
Después de dos décadas, salvo el caso de Gustavo Fernández en tenis adaptado, ningún otro argentino ha podido ganar como singlista Wimbledon. Un privilegio que marca claramente lo alcanzado por un grupo de trabajo casi en su totalidad de Rafaela, en ese entonces.
Bien merecido fue en ese histórico acontecimiento recibir el trofeo de parte del Duque de Kent en el court central, donde poco antes Venus Williams también había hecho historia al ganar la final femenina de las "grandes".
Había llegado como cuarta favorita al certamen y se iba como la mejor entre las grandes promesas. De la preparación previa, el "Colo" Ledesma recordó que "nos había ayudado mucho el colombiano "Fallita" (Alejandro Falla) y también un brasilero. Pitu se sentía muy cómoda en el césped y jugó muy bien todo el torneo".
Ese mismo año ganó también el US Open para consagrarse como la campeona mundial junior, además de disputar los Juegos Olímpicos en Sidney. Pero como todos lo dicen, Wimbledon fue muy especial. Y así lo recordará seguramente en su presente en San Francisco, donde está radicada.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar