El Gobierno presentó la propuesta final en busca de un acuerdo con acreedores

Nacionales 06 de julio de 2020 Por Redacción
La oferta estará abierta hasta comienzos de agosto. El presidente, Alberto Fernández, afirmó que se trata del "máximo esfuerzo".

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 6 (NA). - El Ministerio de Economía presentará hoy ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) la oferta final de pago a tenedores de bonos, la cual estará vigente hasta el 4 de agosto próximo. La propuesta es considerada definitiva, ya que representa el "máximo esfuerzo" que puede hacer el país, afirmó el presidente Alberto Fernández.
"Es un esfuerzo enorme el que hemos hecho para cumplir con nuestra palabra, que era hacer un acuerdo que le permita a la Argentina cumplir con los acreedores y no postergar más a los argentinos que están postergados", sostuvo el jefe de Estado en declaraciones radiales formuladas antes de la información difundida por Economía.
El Palacio de Hacienda comunicó también que se enviará en los próximos días al Congreso un proyecto de ley para reestructurar la deuda pública en moneda extranjera bajo ley argentina en condiciones equitativas al canje propuesto para las obligaciones emitidas en la misma modalidad pero bajo legislación extranjera.
"De esta forma, la Argentina estará cumpliendo con el compromiso de tratamiento equitativo para la deuda pública en moneda extranjera emitida bajo legislación extranjera y bajo ley argentina", sostuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán.
Afirmó que la propuesta representa "una decisión importante para avanzar en la profundización del mercado de capitales de modo que permita contar con una mayor disponibilidad de instrumentos de financiamiento y ahorro regidos bajo ley argentina".
"El nuevo perfil de deuda que emerja tras la reestructuración debe ser consistente con la recuperación económica y el afianzamiento de un sendero de crecimiento que permita atender los desafíos actuales impuestos por la pandemia COVID-19 cuya atención resulta impostergable sin dejar de ser sostenible en el mediano y largo plazo", agregó Guzmán.
El jefe del Palacio de Hacienda en sintonía con las declaraciones del Presidente manifestó que esta oferta constituye el "máximo y último esfuerzo" que el país puede hacer con los acreedores y sostuvo que lo contrario implicaría entrar en "una dinámica de vencimientos que ahogue la economía y comprometa seriamente la recuperación post pandemia".
"Hemos hecho nuestra parte sobre la base de un compromiso pleno con el principio de ponerle punto final a la crisis de endeudamiento de una forma sostenible. Esperamos que nuestros acreedores comprendan las restricciones que tenemos, y valoren nuestra voluntad de llegar a un acuerdo que funcione para todas las partes", consideró.
Dentro de la nueva propuesta, el Ministerio señaló que la nueva enmienda realizada sobre la oferta que originalmente fue presentada el 21 de abril busca "aumentar la contraprestación a ser recibida por el canje de Bonos Elegibles mediante ciertas reducciones de capital, aumentos de cupones y vencimientos más cortos sobre los Nuevos Bonos que se ofrecen".
Detalló que entre diciembre de 2019 y abril pasado el país desembolsó u$s 1.900 millones para cubrir intereses, lo cual, según explicó el Ministerio, "evidencia la voluntad y buena fe de la República de permanecer comprometida con la comunidad financiera internacional, la cual puede tener un papel importante en la recuperación económica de Argentina".

DETALLES
La propuesta alcanza a títulos de deuda con distintas características y vencimientos, por unos u$s 64.800 millones. 
Según pudo saber la agencia NA, la nueva oferta definitiva ofrecerá abonar intereses devengados hasta el 31 de agosto de 2020 a quienes adhieran. Este incentivo no figuraba en la primera oferta oficial y fue ideado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para tratar de destrabar finalmente la negociación.
Así, quienes ingresen primero al canje recibirían un valor presente neto mayor (VPN) que los que se abonará a los que se sumen porque finalmente se alcance una masa crítica y no les quede otra opción. Además, propondrá abonar los cupones desde el 1 de septiembre de 2021, cuando en la oferta original se había establecido el 15 de noviembre de 2023, es decir, se anticipan 26 meses.
Por otro lado, la oferta reconocerá los derechos de los fondos con bonos canjeados en 2005 y 2010. Según algunos lineamientos que trascendieron en las últimas horas, los primeros bonistas que acepten esta oferta final recibirán un papel por un valor mayor, de alrededor de 53,5 dólares por cada 100. Pero los que no acepten de entrada, y siempre y cuando finalmente se llegue a cumplir con las cláusulas de acción colectiva, se quedarán sin ese bono y obtendrán un valor de aproximadamente u$s 52,20.
El ministro de Economía decidió fijar, además, un umbral mínimo de aceptación en el nivel general, que surge de la sumatoria de todos los bonos. Así, se busca llegar a determinado porcentaje de aceptación de la propuesta para el total de los bonos. Ese porcentaje se ubicará por debajo de lo que establecen las cláusulas de acción colectiva, de alrededor del 66%. El umbral que buscaría imponer Guzmán en esta propuesta final se acerca más al 60%, que es una meta más factible de alcanzar según los números con los que especula el Gobierno.
Uno de los mayores obstáculos con el que chocan las expectativas del Gobierno argentino es el fondo de inversión BlackRock, cuyo CEO, Larry Fink, es un lobbista de primer orden en Estados Unidos. BlackRock -que al principio de la negociación parecía unos de los fondos abiertos a llegar a un acuerdo pero luego mutó en una posición casi intransigente- influye en las decisiones de los grupos de acreedores Ad Hoc y Exchange.
La propuesta que llevará ahora la Argentina buscará romper esa alianza y tratar de forzar a BlackRock a incorporarse al acuerdo beneficioso para ambas partes o "win win", como lo llaman en la jerga del mundo de los negocios.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar