En el Monumental, Cachín tuvo su despedida

Deportes 30 de junio de 2020 Por Martin Ferrero
Atlético de Rafaela homenajeó a Oscar Blanco, fallecido el pasado sábado. El entrenador había ascendido a la ‘Crema’ a Primera División en 2003. Logro histórico para el club de nuestra ciudad.
Ver galería FOTO J. BARRERA HASTA SIEMPRE. / Ricardo Castro junto a dirigentes, exdirigentes, exjugadores y representantes de la hinchada rindieron homenaje a Cachín Blanco.   FOTO J. BARRERA RECORDATORIO. / Gracias Cachín, hasta siempre. La remera, la pelota de aquel partido en San Martín, Mendoza.   FOTO J .BARRERA  LOS JUGADORES. / Bovaglio, Juárez, Del Bono, Gandín, Medrán, Clementz, Forestello llevaron adelante la suelta de globos. Arriba, en la pantalla del estadio, imágenes del DT.
1 / 3 - FOTO J. BARRERA HASTA SIEMPRE. / Ricardo Castro junto a dirigentes, exdirigentes, exjugadores y representantes de la hinchada rindieron homenaje a Cachín Blanco. FOTO J. BARRERA RECORDATORIO. / Gracias Cachín, hasta siempre. La remera, la pelota de aquel partido en San Martín, Mendoza. FOTO J .BARRERA LOS JUGADORES. / Bovaglio, Juárez, Del Bono, Gandín, Medrán, Clementz, Forestello llevaron adelante la suelta de globos. Arriba, en la pantalla del estadio, imágenes del DT.
Oscar Blanco recibió el último adiós a pura emoción: fue en el Nuevo Monumental, la casa de Atlético de Rafaela y también su casa. Mucha emoción en un sentido homenaje que le brindaron en la jornada de ayer desde la ‘Crema’.
El último sábado 27 de junio, el fútbol recibió la triste noticia del fallecimiento de Blanco, un entrenador de larga trayectoria, principalmente en el fútbol del ascenso. Atlético fue uno de los equipos que dirigió a lo largo de su carrera y en el cual dejó una huella imborrable.
‘Cachín’ fue el DT del ascenso. De aquel recordado primer ascenso a Primera División en 2003. Fue el conductor de un plantel muy joven y que logró meterse en la historia grande, del club y de la principal categoría de ascenso de nuestro país. Por eso, desde la ‘Crema’ lo recuerdan, y recordarán, con un cariño muy especial.
Los directivos y algunos jugadores más emblemáticos de aquel elenco estuvieron presentes en el sentido homenaje que tuvo lugar en el medio día de ayer en el estadio. Como así también representantes de la “Barra de Los Trapos”.
Ricardo Castro, presidente de la subcomisión de Fútbol profesional de Atlético, ideólogo de dicho acto, encabezó la breve y emotiva ceremonia que se cerró con una suelta de globos celestes y blanco lanzados al cielo por los propios exjugadores albicelestes.
“Cachín era un tipo auténtico, que más allá de su extraordinario éxito deportivo que tuvo en el club, fue una persona estupenda. Homenajeaba la amistad, siempre habló de los amigos, amigo de los jugadores, de los dirigentes”, indicó Castro.
“Fue un referente de la institución”, agregó, y luego referenció: “Hace unos días leía una muy linda nota, de hace dos años, donde Cachín decía que había llegado a Atlético después de un fracaso, un mal momento, y se había encontrado con dirigentes, jugadores y una ciudad comprometida por ese objetivo y que eso le había permitido llevar a Atlético a Primera División”.
Y por último, destacó: “Todos queríamos a Cachín. En Atlético, en la ciudad. Esa persona se nos fue físicamente pero en la memoria de cualquier cremoso, de cualquier hincha de Atlético va a quedar para siempre”.
Entre los presentes estuvieron Rubén Darío Forestello, Darío Gandín, Gonzalo Del Bono, Iván Juárez, Ezequiel Medrán, Lucas Bovaglio y Fernando Clementz.
El ‘Yagui’, goleador de aquel equipo, uno de los referentes del plantel, y gran amigo de Cachín a tal punto que en lo declara públicamente como su papá postizo también tuvo la palabra: “Cuando me llamó para venir a Atlético me dijo venite que con este grupo vamos a salir campeones, son jóvenes, de poca experiencia en el campeonato pero con enormes cualidades”, y reconoció: “Yo estaba por firmar para Español”.
Luego, ya un emocionado Forestello, apuntó: “Recordarlo con todo el apoyo que nos dio, las cosas buenas que hemos vivido, ojalá que algún día, en honor a él, a este club que nos unió, podamos ver a Atlético nuevamente en primera división. Cachín, fue un gran tipo, un gran hombre. Un grande de verdad. Para nosotros una historia única que nunca vamos a poder olvidar y para mí es un honor haber compartido ese gran equipo del ascenso”.
Por último, Rubén Darío, indicó: “Fue el que me enseñó que hay que disfrutar más de la vida, yo recién lo entendí el año pasado, cuando uno está en el fútbol se mete para adentro y no entienda que hay otra parte de la vida que es más importante que nuestro propio trabajo en este caso”. Y ya emocionado, cerró: “Te queremos mucho, te quise, te quiero y te voy a querer siempre. Se fue un gran tipo sobre todas las cosas, un gran hombre, de honor, de palabra que a mí nunca me ha fallado”.
Su vida se terminó a los 71 años, luego de pelearla ante una difícil enfermedad durante los últimos años. Hay dolor. Mucha tristeza. El gran Oscar Blanco, el simple “Cachín” tuvo su despedida por Alberdi. Gracias Cachín, hasta siempre.  

Te puede interesar