La buscaban y estaba con quien la había golpeado en diciembre pasado

Policiales 29 de junio de 2020 Por Redacción
Una joven de 21 años residente en la localidad de María Juana, motivó un intenso despliegue policial al presentar su madre un pedido de paradero, tras ausentarse en la noche con destino a la casa de una amiga, donde nunca arribó.
Comisaria Maria Juana
FOTO ARCHIVO - PÒLICIA DE MARIA JUANA. Intervino tras un pedido de paradero, que arrojó insólito resultado.

En la Comisaría 4ª de la localidad de María Juana, una mujer de 42 años de edad expuso que su hija de 21 años, identificada como Débora Paulina A., a la hora 22 del 27 de junio se había retirado de la finca que habita quien se acercó hasta la Policía, diciendo que iba hasta la casa de una amiga.

Según la vecina de mención, una hora después dicha amiga se acercó en busca de Débora Antonela, en virtud de que no había llegado a su vivienda, por lo que comenzó a llamarla telefónicamente a la vez que utilizó mensajes de whatssap que la joven no había respondido, por lo cual solicitó se ponga en vigencia un pedido de paradero.

HUBO VIOLENCIA DE GENERO

No todo quedó allí, dado que la mujer dio a conocer lo que estaba sucediendo en Facebook, y prácticamente de inmediato diversas capturas de pantalla le hicieron tomar conocimiento de que su hija estaba junto a su expareja, de nombre Ramiro C., de 28 años de edad y domicilio en un tramo de la calle Laprida, en María Juana, con el cual estaba en vigencia una prohibición de acercamiento en mérito a una causa de violencia de género emanada en diciembre del pasado año, tras un suceso que tomó estado publico a nivel nacional.

Los uniformados actuantes determinaron que el sujeto en cuestión se encontraría al comando de un automóvil Fiat Punto, y tras ser informado el fiscal en turno este dispuso el secuestro del vehículo y la detención que quien lo manejaba.

EN SITUACION COMPLICADA

Así las cosas, horas después en la zona rural del distrito antes mencionado se ubicó al rodafo descripto, y los agentes policiales se percataron de que era ocupado por Débora y Ramiro, estando en una situación amorosa forzada por quien estaba prácticamente desnudo junto a dos latas de cerveza, una caja de cartón con restos de comida, una botella con un contenido alcohólico, y una botella de gaseosa.

En consecuencia, se procedió tal lo determinado por la ley siendo secuestrado el Fiat Punto y alojado el joven en sede policíaca. 

Te puede interesar