El recuerdo de cuando Bustos perdonó a Racing

Deportes 29 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 29 (NA) - Hay un lema conocido que reza que para poder disfrutar el presente nunca se debe olvidar el pasado. Seguramente no exista hincha de Racing que no recuerde aquel 29 de junio de 2008, domingo cuando venció 1 a 0 a Belgrano de Córdoba por el partido de vuelta de la Promoción, que le permitió evitar el descenso a Segunda División y lograr la permanencia.
La "Academia" acarreaba un discreto 2006 y un paupérrimo 2007 en cuanto a resultados futbolísticos dentro de la tabla de promedios, lo que ameritaba tener una primera parte de 2008 por lo menos decorosa para tratar de huir de la zona caliente del descenso. Pero el arranque de aquel año crucial no pudo ser peor: bajo la conducción técnica de Miguel Angel Micó, un verdadero piloto de tormentas y un entrenador muy respetado por su buena tarea al mando de las divisiones juveniles del club, Racing no logró una sola victoria en las primeras nueve fechas, con cinco derrotas, lo que impulsó su salida como DT.
Ya con la soga al cuello e imaginando un horizonte más que oscuro, Juan Manuel Llop, de dispar paso por Newell´s Old Boys y Banfield entre otros, tomó el fierro caliente, sumó varios puntos pero no pudo evitar jugar la promoción contra el Belgrano de Mario Gómez, que venía desde la B Nacional, para validar su plaza en Primera.
El cotejo de ida se jugó en el viejo estadio "Chateau Carreras" el miércoles 25 de junio, donde la "Academia" fue claramente superior a su rival. Sin embargo y pese a haberse puesto en ventaja con gol de Facundo Sava, solo pudo conseguir un empate ya que Belgrano niveló el score sobre el final del partido a través de Matías Gigli, dejando la serie abierta para definir todo aquel domingo 29 de junio en el Cilindro de Avellaneda.
Para ese trascendental encuentro, Llop apostó por José Martinez Gullota; Franco Sosa, Marcos Cáceres, Gabriel Mercado, José Shaffer; Roberto Bonet, Claudio Yacob, Matías Sánchez, Maximiliano Moralez; Pablo Caballero y Facundo Sava.
Del otro lado, Belgrano alineó a Juan Carlos Olave; Miguel Martínez, Diego Novaretti, Gustavo Berza, Gastón Turus; César Mansanelli, Guillermo Farré, Luciano Lollo, Federico García; Matías Gigli y Matías Suárez. 

LA PIEDRA EN EL CESPED
El "Cilindro" estuvo colmado varias horas antes de comenzar el partido, que fue arbitrado por Sergio Pezzota, y también contó con gran concurrencia del elenco cordobés, que para ascender debía ganar sí o sí, porque la ventaja deportiva en caso de empate era para el equipo de la categoría superior, en este caso Racing.
Luego de un arranque timorato por parte del conjunto local, que incluyó un disparo de Matías Gigli que rozó el palo derecho del arquero Gullota y miles de dolores en el pecho en toda la atmósfera, Racing logró colocarse en ventaja tras una buena jugada entre Sava y Maximiliano Moralez, que terminó con la definición de "Frasquito" para desatar el alivio en las tribunas superpobladas del estadio "Presidente Perón".
A pesar de aquel gol tempranero del habilidoso volante, Racing sufrió a lo largo de todo el partido, ya que se vio superado por un Belgrano que sin mucho que perder contó con infinidad de ocasiones para dar vuelta el marcador. Hasta uno de sus delanteros Claudio Bustos (figura de Ben Hur de Rafaela en el Argentino A y Primera B Nacional), malogró una chance inmejorable de empatar y ponerle suspenso al asunto cuando tras haber superado a "Wally" Martinez Gullota y a la defensa se trastabilló de manera increíble y devolvió el alma al cuerpo de todos los fanáticos de la "Acadé".
Tras 90 minutos de entero sufrimiento, la "Academia" ganó el partido y se desahogó por completo con la algarabía y la locura de la gente.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias