El caso del frigorífico de Hughes puso en alerta al sector

Locales 24 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
Hace algunos días la provincia llevó adelante un control por un caso positivo de Covid-19 en el frigorífico Black Bamboo en la localidad de Hughes, y el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, a través de su Secretaría de Agroalimentos, estableció el protocolo de seguridad tras conocer la noticia. Hughes es una localidad del departamento General López, que dista 317 km de la ciudad de Santa Fe.  Ante esta situación se confirmó que el establecimiento activó el protocolo pertinente y pasó a fase de contención y detuvo la producción. Ante lo sucedido en este frigorífico, se encendió la luz de alerta y preocupación en el sector agroalimentario, teniendo en cuenta que desde que se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, es un sector considerado esencial y siempre estuvo trabajando.
Al ser consultado por este panorama que se genera a partir de este caso, el gerente de Sodecar S.A, Ruben Burkett, señaló que “en nuestro caso que hemos sido considerada industria esencial desde un primer momento, comenzamos primero con protocolos internos, después empezó la provincia a ampliar las medidas y se sumó también el Senasa. En definitiva todos los protocolos tienen la misma base, además con la experiencia que se fue adquiriendo se fueron mejorando y son las disposiciones que venimos llevando a cabo actualmente”, explicó.
Burkett manifestó que “en la industria nosotros estamos acostumbrados por ejemplo al uso de barbijo, ya que históricamente se utilizaron, lo que cambió es el costo, quintuplicándose en estos tiempos de mayor demanda. Hemos tenido que hacer barbijos en una cooperativa de trabajo para evitar las dificultades que se presentaban”.
El gerente de Sodecar explicó que también se empezó a trabajar con turnos diferenciados para poder evitar la aglomeración en un determinado sector y refiriéndose a lo ocurrido en el frigorífico de Hughes, señaló que “ante la aparición de un operario con Covid en una sección, esta se paraliza, quienes forman parte se aíslan y se los hisopa para monitorear y comprobar la posibilidad de contagios. La planta se para por 24 horas para sanitizar, y volver a trabajar. Así funciona la activación del protocolo”.  En tanto indicó que lo “en los frigoríficos el accionar es similar al de otra industria, donde lo importante es poder detectar a la persona que tiene el virus para poder aislarla, buscar los contactos estrechos y por supuesto que en ese sector de producción quedan todos bajo un control más riguroso”.
“Hoy no existe riesgo ni ninguna prueba científica que indique que se pueda trasladar a productos, en ese sentido Senasa garantiza la inocuidad de los productos”, aclaró Burkett.

CIUDAD CON INDUSTRIA
AGROALIMENTARIA
El gerente de Sodecar se refirió a si existe preocupación de que lo ocurrido en Hughes pueda pasar en nuestra ciudad, y dijo que “Rafaela es una ciudad industrial y todos sabemos que tenemos cuatro alimenticias grandes, más las pequeñas y todo el sector que genera bienes de capital y , con lo cual a veces llegan técnicos de Buenos Aires, porque todo lo que es equipamiento importado está radicado allá, y muchas de nuestras industrias prestan servicios allá. El tráfico con Buenos Aires es inevitable, pero hay mucha conciencia y responsabilidad y se realizan reuniones para analizar cómo restringir ese movimiento, sabiendo que el AMBA es una zona roja, al igual que : Lo hemos visto en otras poblaciones más pequeñas que el contagio ha sido a través de transportistas”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar