En Rafaela también registraron una caída

Locales 24 de junio de 2020 Por Redacción
Al igual que lo indica un relevamiento de CAME en donde se informa que la caída en las ventas fue del 44,2% respecto al año pasado, nuestra ciudad no pudo mostrar datos positivos.
La caída del consumo sigue siendo preocupante en el sector comercial y más allá de las expectativas que existían de lograr buenas ventas por el Día del Padre, -luego de la cuarentena y el impedimento de trabajar de manera normal en los locales-, los datos relevados por la comisión de comercio local no son para nada alentadores.
Las cantidades vendidas por los comercios minoristas durante los últimos días, en el marco de la celebración del Día del Padre 2020, cayeron 44,2% frente a igual fecha del año pasado. indica un relevamiento realizado por CAME entre el viernes por la tarde y el sábado por la noche en 750 comercios del país.
Florencia Muriel, coordinadora de Paseo del Centro, confirmó la información y precisó que en Rafaela “el resultado es bastante similar y si bien se notó un movimiento el fin de semana, incluso el sábado en el feriado del Día de la bandera con muchos comercios que decidieron abrir, la realidad es que la mayoría marcó una baja con respecto al 2019. Tal vez lo que logró es hacer circular mercadería, pero dejando el factor rentabilidad de lado”.
Otro aspecto a considerar es que el año pasado en esta fecha, rubros como joyería, marroquinería, electrodomésticos o perfumerías, que solían tener muy buenas ventas, en este 2020 la baja fue entre un 20 y un 40%. En cambio se observó un incremento en los locales que tenían para ofrecer productos más pequeños, como por ejemplo las vinotecas, lugares de delicatessen, calzado, (pero en este caso no deportivo) sino pantuflas.
La austeridad por la falta de dinero en el bolsillo o por la incertidumbre de muchas personas a perder su trabajo, en medio de esta emergencia sanitaria que lejos de terminar se prolonga, genera que se consuma menos y que aquello en que se invierta sea indispensable.
La coordinadora de Paseo del Centro manifestó que “en cierta medida, como comerciante uno se siente contento por haber podido generar este movimiento luego de haber estado sin poder trabajar, pero claramente no es la salvación y con un día del padre no vamos a salvar lo que viene en baja desde marzo. Es muy difícil volver a activar y ponernos al día con proveedores, alquiler, impuestos”.
Muriel afirmó que “el consumo se ve muy afectado y no solo impacta en el comercio sino en la economía en general. Como ventaja está que en Rafaela se puede circular y hoy se han habilitado muchas actividades, pero la realidad es que va a ser muy complicado terminar el año en alza”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar