Cuando Frana hizo historia en Nottingham

Deportes 24 de junio de 2020 Por Redacción
Un 24 de junio de 1995 el rafaelino se coronaba en Inglaterra ante el australiano Todd Woodbridge tras una semana brillante. Fue su tercer título ATP y la última vez que un argentino ganó un torneo sobre césped en el máximo circuito masculino.
FOTO ARCHIVO SUPERFICIE PREDILECTA./ Javier Frana tuvo performances destacadas en césped.
FOTO ARCHIVO SUPERFICIE PREDILECTA./ Javier Frana tuvo performances destacadas en césped.

(Darío Gutiérrez, Redacción LA OPINION). - Corría el año 1995 y el tenis argentino no transitaba por sus mejores momentos en cuanto a puestos de privilegio en los rankings, fundamentalmente en varones. Javier Frana era uno de los pocos que llevaba la bandera en este deporte, con varias participaciones destacadas en torneos ATP y generalmente superando rondas en los Grand Slams.
En ese año ya había llegado a dos finales en el circuito sobre canchas lentas: Bermuda y Pinehurst (Estados Unidos), donde el colombiano Mauricio Hadad y el sueco Thomas Enqvist le habían ganado en reñidas batallas a tres sets. El rafaelino, por entonces con 28 años, sabía que estaba jugando bien, pero tenía que revalidarlo levantando un trofeo, como lo había hecho en Guarujá (Brasil) en 1991, y en Santiago de Chile, en 1993.
Entonces, qué mejor intentarlo en la gira sobre césped, donde era por lejos el mejor especialista de nuestro país y donde su rendimiento se potenciaba. Y una de las escalas hacia Wimbledon era Nottingham, un torneo clásico de los británicos y que en ese entonces repartía 328.000 dólares en premios.
El rafaelino tuvo en esa semana de junio el nivel soñado. Sin ser preclasificado le ganó a varios que lo eran y sin ceder ningún set. El canadiense Greg Rusedski, que sacaba a más de 230 km/h y estuvo entre los 10 saques más veloces del circuito, y el talentoso Patrick Rafter, fueron sus grandes víctimas de las rondas iniciales. El calificativo se apunta en que Rusedski y el australiano con 5 y 4 títulos, respectivamente, están entre los más ganadores en esta superficie.
Luego en cuartos se impuso al cuarto sembrado, Alexander Volkov; en semis a Byron Black y en la final un 24 de junio al australiano Todd Woodbridge, que como Javier también se destacaba en dobles. En este certamen, al zurdo de nuestra ciudad todos los tie breacks le sonrieron para terminar festejando.
Como se dice generalmente, el paso del tiempo nos hace tomar dimensión real de las cosas. Ese título de Frana fue el último a nivel ATP logrado por un tenista argentino en pasto, hace exactamente 25 años. Y para refrendarlo, el sitio oficial de la Asociación de Tenistas Profesionales en español lo ponderó hace pocos días como uno de los 10 hitos latinos más trascendentes sobre césped, con el dato para nada menor que solamente Frana y un tal Guillermo Vilas son los únicos argentinos con títulos en hierba.
Ni siquiera otros grandes tenistas argentinos como David Nalbandian y Juan Martín Del Potro han podido festejar un campeonato en esta superficie. El cordobés tiene la recordada final perdida de Wimbledon 2002 y el tandilense fue bronce en los Juegos Olímpicos de Londres, pero no llegaron al festejo mayor. Como para dejar en claro que Frana debe ser valorado no solamente por sus grandes cualidades como doblista (medalla de bronce con Cristian Miniuzzi en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92 y finalista de Wimbledon junto a Leonardo Lavalle en 1991), sino por lo que consiguió de forma individual, que claramente fue importante.

LOS RESULTADOS
Primera ronda: Javier Frana vs. Greg Rusedski 6-3 7-6(4).
Segunda ronda: Javier Frana vs. (6) Patrick Rafter 6-2 7-6(4).
Cuartos de final: Javier Frana vs. (4) Alexander Volkov 6-3 7-6(3).
Semifinal: Javier Frana vs. Byron Black 7-6(2) 7-5.
Final: Javier Frana vs. (7) Todd Woodbridge 7-6(4) 6-3.

SU ESPECIALIDAD
Recordamos algunas definiciones de Frana sobre su comodidad en el césped: «Al césped lo tenés que comprender desde el arranque. Yo me sentía cómodo enseguida. Hay gente que piensa que es otro deporte. Es como si quisieran patear un penal y dijeran: «¡¿Cómo?! ¡Antes tenía un arco y ahora ponen un aro de básquet! ¡Cambiaron las reglas!». ¿Te las cambiaron? Bueno, ponele ganas. En vez de putear, no reniegues y adaptate».
«Tenés que andar siempre con cuidado de no patinarte. Saber que no volvés enseguida. En cemento clavás y frenás, acá no hay tracción. El contrapié es mortal».
«Siempre me gustó el césped y me acostumbraba. Tenés que adaptar los golpes, acortar un poquito los movimientos, pensar menos en la potencia y más en la colocación».
Basta recordar lo que alguna vez dijo Guillermo Vilas, que “el pasto es para las vacas”, aunque después de ganar algunos torneos no fue tan enfático. Sin embargo, muy lejos de eso Frana demostraba que se podía conseguir mucho más con estos “tips” que lo ayudaron a ser ese año número 30 del mundo. A Nottingham había llegado en el puesto 48.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar