La oposición pide suspender las pensiones vitalicias a condenados por corrupción

Suplemento Jubilados 24 de junio de 2020 Por Redacción
CON EL CASO TESTIGO DE BOUDOU
Los diputados de la Coalición Cívica presentaron el lunes último un proyecto de ley para que los funcionarios condenados por delitos contra la administración pública no perciban la pensión vitalicia que cobran los presidentes, vicepresidentes y jueces de la Corte Suprema.
El proyecto, impulsado por la diputada santafesina Lucila Lehmann, toma como caso testigo el del ex vicepresidente Amado Boudou, que reclama a la Anses el pago de 17 millones de pesos en concepto de pensión, con el argumento de que lleva 57 meses sin percibir esos haberes debido a su condena en el caso Ciccone.
"La situación del ex vicepresidente de la Nación en relación a los haberes que en su momento Anses había denegado, ha reflotado antiguas controversias no solo legales sino éticas que deben ser zanjadas definitivamente", expresó Lehmann en los fundamentos de su proyecto.
La iniciativa de Lehmann propone modificar la Ley 24.018 que estableció las pensiones vitalicias para los ex presidentes, vicepresidentes y jueces de la Corte, para que ese privilegio sea suspendido cuando el ex funcionario haya sido condenado por delitos de corrupción.
La ley establece que el beneficio no alcanza a quienes "previo juicio político o sumario fueren removidos por mal
desempeño", y el proyecto de la Coalición Cívica agrega que "todo beneficiario condenado por uno o más delitos contra la administración pública (...) dejará de percibir los beneficios de la presente ley por el doble del tiempo de condena".
"Resulta moralmente reprochable que el funcionario que fue condenado por delitos contra el Estado, perciba de este mismo Estado beneficios de privilegio en razón de su función, cuando fue precisamente por ella que cometió un delito contra la administración", señalaron los diputados en el proyecto.
La iniciativa fue presentada por Lehmann y acompañada por sus pares Maximiliano Ferraro, Leonor Martínez Villada,
Fernando Iglesias, Mariana Zuvic, Javier Campos, Alicia Terada, Ruben Manzi, Paula Oliveto, Laura Carolina Castets, Mariana Stilman y Marcela Campagnoli.
La polémica se disparó a partir de un dictamen del procurador del Tesoro, Carlos Zannini, que allanaría el camino para que Boudou vuelva a cobrar la pensión vitalicia que le había suspendido Anses en 2018 por pedido de la Oficina Anticorrupción. El análisis del funcionario nacional, fechado el pasado 27 de abril, estableció que la denegatoria es "nula de nulidad absoluta", ya que consideró que el organismo previsional, en ese entonces conducido por Emilio Basavilbaso, "se apartó de manera palmaria del texto expreso del artículo 29 de la Ley N.°24.018".
En ese sentido, Zannini explicó que ese apartado de la norma"contempla como única causal impeditiva de la obtención del beneficio la remoción por mal desempeño previo juicio político; extremo este que no se configuró en el caso". "La denegatoria se basó en consideraciones de carácter valorativo que no se corresponden con el texto expreso de la ley, de cuya letra se apartó de manera manifiesta", añadió el procurador del Tesoro.

INDIGNACION
La posibilidad de que Boudou, quien logró el beneficio de la prisión domiciliaria ante la amenaza del coronavirus en un fallo judicial muy cuestionado, recupere su pensión generó una indignación popular. Tal es así que muchos se manifestaron contra la medida a través de redes sociales mientras que más de 98.500 personas firmaron una petición que circula vía Change.org y que se opone a la restitución de su pensión vitalicia.
Quizás una de las reacciones más duras que se viralizó fue la del reconocido periodista deportivo especializado en tenis, Guillermo Salatino. "Pagué 45 años mis impuestos. Nunca entré a una comisaría, labure como un animal y lo sigo haciendo a los 74 años y cobro como jubilado 27.000 $. Está preso, condenado por la justicia. Cobrará 20 millones por retroactivo y 200.000 por mes, jubilación vitalicia. Me siento un imbécil", escribió en Twitter. En realidad Boudou cobraría un retroactivo de $ 17.100.000 y una pensión mensual de $ 300.000. 
La postura de Salatino representa la de millones de argentinos, pero en particular la de miles de jubilados. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar