Rafaelino fue condenado a 10 años de prisión

Policiales 21 de junio de 2020 Por Redacción
Se trata de Jonatan Fabián Werlen, de 23 años de edad, quien el martes 7 de agosto de 2018, sometió a un verdadero calvario a una mujer y a su hijo, en cercanía del Autódromo local.
La pena impuesta a Jonatan Fabián Werlen tiene que ver con abuso sexual y tentativa de femicidio, a lo que se sumaron robo calificado, amenazas, coacciones y privación ilegítima de la libertad en perjuicio de la misma mujer.
Los 10 años de prisión fueron dictados en el contexto de violencia de género, contabilizados en agosto de 2018 en la ciudad de Rafaela, departamento Castellanos.

JUICIO ABREVIADO
Y fueron impuestos en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos, realizado de forma remota a través de la aplicación Zoom.
El fiscal del caso destacó que "Werlen fue condenado como autor penalmente responsable de los delitos de tentativa de homicidio calificado (por criminis causae y por violencia de género), abuso sexual con acceso carnal calificado (por el uso de arma), privación ilegítima de la libertad calificada (por el uso de violencia y amenazas), robo calificado (por el uso de arma) y coacciones calificadas (por el uso de arma)", y según lo mencionó "el condenado aceptó su responsabilidad", y que también estuvo de acuerdo con pena impuesta.

LO OCURRIDO
Lo investigado tuvo desarrollo el 7 de agosto de 2018, cercana la hora 15 y en inmediaciones del autódromo de Rafaela.
El condenado arribó en una moto tras acordar un encuentro con la mujer para venderle un par de zapatillas, en tanto la víctima llegó al lugar en una motocicleta acompañada por un hijo menor de edad.
Fue entonces que el condenado le solicitó que lo sigan por un sector de la zona rural. Allí, Werlen sujeto al menor colocándole un cuchillo en la garganta, a la vez que amenazó de muerte a ambos, y los condujo hacia un sector de pastizales aledaños a un camino rural.
En dicho escenario, Werlen sustrajo el teléfono celular que portaba la mujer, y le exigió que ate a su hijo a un árbol con un cable.
Acto seguido, llevó a la víctima hasta unos 15 metros de distancia, y mediante amenazas de matar al menor le pidió que se quite la ropa.

UN ABUSO SEXUAL

Y ante una negativa, le quitó las prendas que vestía contra su voluntad, a la vez que con sus puños la golpeó en el rostro y la cabeza para, finalmente, someterla sexualmente mientras continuaba golpeándola.
Así las cosas, el niño logró liberarse y corrió en busca de ayuda.
Y antes de que arribe la Policía, el condenado apuñaló a la víctima en el cuello y la dejó inconsciente.
Además, procurando impunidad con la muerte, le pisó el estómago y la garganta pero no logró lo que buscaba, es decir la muerte de la mujer.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar