Rafaela: importante banderazo contra la intervención del Gobierno en Vicentin

Locales 21 de junio de 2020 Por Redacción
Al igual que en decenas de ciudades de todo el país, Rafaela hizo sentir al ritmo de los bocinazos su rechazo a los planes del presidente Fernández para expropiar a la empresa agroindustrial santafesina. Todo el bulevar Santa Fe y el perímetro de la plaza 25 de Mayo desbordaron de vehículos embanderados. Las bocinas sonaron más fuerte frente al Municipio, donde más de 250 personas manifestaron su descontento.
Ver galería FOTOS M. LIOTTA CIUDAD CAMPO. La caravana de vehículos marchó al compás de las bocinas que sonaron más fuerte frente al Municipio rafaelino.   FOTO FERNANDO MELCHIORI EN SUNCHALES. La Plaza Libertad, sitio elegido para congregar a la movilización.
1 / 2 - FOTOS M. LIOTTA CIUDAD CAMPO. La caravana de vehículos marchó al compás de las bocinas que sonaron más fuerte frente al Municipio rafaelino. FOTO FERNANDO MELCHIORI EN SUNCHALES. La Plaza Libertad, sitio elegido para congregar a la movilización.

En el Día de la Bandera, los rafaelinos protagonizaron una masiva y muy ruidosa caravana que comenzó poco antes de las 16 y se extendió más allá de las 17 para dejar en claro su malestar por la decisión del Gobierno nacional de intervenir y avanzar en la expropiación de Vicentin, la empresa agroindustrial santafesina que entró en convocatoria de acreedores como única alternativa para sobrevivir a una millonaria deuda de 1.350 millones de dólares. La protesta fue parte de un banderazo nacional que puso en la calle a miles de argentinos en más de 60 ciudades, principalmente de la provincia de Santa Fe, en "defensa de la propiedad privada" y los "derechos individuales".
En Rafaela, las bocinas sonaron a todo volumen para que se escuche en la Casa Gris de Santa Fe, en la Casa Rosada de la Ciudad de Buenos Aires. Pero en especial los autos, camionetas y motos, envueltos en banderas argentinas, no dejaban de tocar sus bocinas a medida que avanzaban en doble fila y a paso de hombre frente a la Municipalidad, como si el intendente Luis Castellano estuviera en su despacho del quinto piso del edificio y pudiera transmitir semejante enojo con una simple llamada al gobernador, Omar Perotti o incluso al presidente, Alberto Fernández.
Por momentos pareció que, excepto unos pocos, todos los habitantes de la ciudad estuvieran en el microcentro rafaelino, a pesar de que se prohibió el tránsito en las calles internas de la Plaza 25 de Mayo. Un mensaje contundente para el Gobernador y el Presidente, incluso para el Intendente en su condición de aliado. 
La pueblada rafaelina ganó pantalla en la transmisión en directo del canal de cable Todo Noticias (TN), donde se destacó la altísima participación de la gente en la ciudad del Gobernador de Santa Fe.  
En un feriado gris que fue atravesado por el celeste y blanco de las banderas argentinas, los manifestantes sin el apuro habitual de un día laborable, dieron forma a una marcha de la bronca ordenada, respetuosa, con barbijos y distancia social mientras había una discreta presencia policial. Como testigos de semejante convocatoria estaba en la plaza central los artesanos que volvían a la feria de diseño después de más de tres meses de confinamiento. 
"Acá nadie vino a cambio de nada. Todos están tratando de ayudar a fijar un límite al poder. No se puede hacer lo que se quiere por ganar una elección. Acá hay una Constitución, hay leyes e instituciones vigentes. Queremos respeto, exigimos respeto. Pareciera que con un decreto se puede hacer todo y de todo. No es así señores. La protesta es para todos los que gobiernan, en todos los niveles. Pero también para la oposición, para que asuman ese rol y hagan respetar las reglas de una república", sostuvo uno de los tantos manifestantes que llegó caminando a la Plaza y se colocó con la bandera argentina sobre su espalda frente al Municipio. En ese lugar, donde se concentraron más de 250 personas que aplaudían a la caravana interminable, se entonaron las estrofas del himno nacional. 
Había entusiasmo en muchos de los participantes de la protesta por la masiva respuesta a esta convocatoria que se viralizó a través de las redes sociales. "Es increíble que en una ciudad que a veces se muestra apática se haya logrado tamaña reacción. No es menor este hecho en Rafaela teniendo en cuenta que el Gobernador de la Provincia es uno de nosotros y que el ministro de la Producción que tiene a su cargo el conflicto de Vicentin también es un vecino nuestro", explicó un dirigente de la Rural de esta ciudad entusiasmado por el masivo banderazo local mientras consultaba su celular y celebraba lo que sucedía en otras plazas del país. 
El tránsito en bulevar Santa Fe fue un infierno. Si algún conductor distraído quedó atrapado en la protesta debió armarse de paciencia hasta poder escaparse de la caravana. Mientras tanto, celular en mano todos buscaron retratar los reclamos y postear en sus redes sociales. 
Los esfuerzos de última hora del viernes del gobernador Perotti para presentar una "propuesta superadora" que deje de lado la expropiación de Vicentin no fueron suficiente para frenar el banderazo nacional del 20J. "No tenemos garantía de que la expropiación se haya descartado, más aún teniendo en cuenta a un Presidente acostumbrado a los cambios de opinión. Por tanto, esta plaza llena, esta imagen tan poco habitual en Rafaela es un mensaje no solo para el Presidente o el Gobernador, también lo es para los legisladores nacionales que podrían resolver el destino de Vicentin si en los próximos días se reactiva la expropiación, o de cualquier otra empresa que se les ocurra estatizar si no se les pone un tope.
"Si bien rechazamos la intervención y eventual expropiación de Vicentin, esta manifestación es en defensa de las instituciones y contra la impunidad. Ahora resulta que el ex vicepresidente de la Nación que estaba condenado y preso, liberado por razones de salud puede cobrar una pensión vitalicia de 400 mil pesos por mes y una cifra millonaria retroactiva. Tenemos la cara, pero no somos tan bol..." se descargó una mujer mientras sus dos amigas con la que asistió a la protesta asentían. 
En cuanto a la presencia de dirigentes políticos en el banderazo local, no se dejaron ver demasiado. El ex precandidato a intendente, Mauricio Basso, fue uno de los que llegó pasada las 16 y se quedó frente a la Municipalidad. En la plaza estaba el secretario de Prevención en Seguridad del Gobierno municipal, Maximiliano Postovit y su par de Cultura, Claudio Stepffer, quien estaba abocado a evaluar la realización de la Feria de Arte y Diseño. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar