"No vaya a ser que todo el esfuerzo se vuelva inútil por salir a correr o a tomar cervezas", advirtió Fernández

Nacionales 20 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 20 (NA). - El presidente Alberto Fernández ratificó ayer su decisión de mantener la cuarentena general en los lugares donde hay transmisión comunitaria de coronavirus y remarcó que "circular es un riesgo enorme", a la vez que envió un mensaje a la oposición y afirmó que "para resolver los problemas de la economía habrá tiempo después".
"No vaya a ser cosa de que todo el esfuerzo se vuelva inútil porque salimos a correr, a tomar cerveza y a mirar vidrieras", advirtió el jefe de Estado.
En momentos en que crecen los casos de coronavirus y ha tomado la decisión de reducir al máximo los contactos interpersonales, Fernández insistió en que se deben mantener la cuarentena -vigente por ahora hasta el 28 de junio- y llamó a los habitantes de la zona metropolitana a mantener el compromiso de quedarse en sus casas.
"Hay que entender lo que entendimos al inicio: hay una sola manera de preservarse frente a la pandemia, que es quedarse en casa. El AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y Resistencia es donde están los focos más intensos. Ahí tenemos que ser muy firmes, muy duros y hacerle entender a los argentinos que circular es un riesgo enorme", sostuvo el mandatario.
En diálogo con Radio Nacional, el jefe de Estado se refirió a los cuestionamientos que recibe de parte de sectores que piden el levantamiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el AMBA.
"Los argentinos tenemos que ponernos de acuerdo sobre la necesidad de preservarnos, de resguardarnos quedándonos en casa", indicó.
Y agregó: "Para resolver los problemas de la economía vamos a tener tiempo después, porque el Estado no va a dejar de socorrer a nadie, pero lo que no vamos a poder socorrer es a los que nos dejen: cada muerto me duele una enormidad".
En ese sentido, Alberto Fernández pidió que la gente "entienda la necesidad de volver a quedarse en casa para volver a ordenar un poco las cosas".
El Presidente, a la vez, alertó que "el crecimiento del uso de camas hospitalarias en los últimos días fue muy importante" y advirtió: "No vaya a ser que porque nos relajamos todo el esfuerzo se vuelva inútil". 
Respecto a los objetivos que se había planteado al asumir al frente de la Casa Rosada, el mandatario explicó: "Las prioridades se han visto alteradas, no es que han cambiado. Un problema era la deuda, otro poner en marcha la economía, cómo mejorar la calidad institucional de la Argentina". E insistió: "Esas prioridades no se han visto alteradas, sino que lo que se ha visto alterada es la realidad. La pandemia complicó absolutamente todo".
Al respecto, ratificó su intención de enviar "en los próximos días" el proyecto de ley de reforma judicial, así como también señaló que sigue firme la decisión de mandar al Congreso una iniciativa sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar