Sin grandes cambios que alteren precios

SUPLEMENTO RURAL 18 de junio de 2020 Por Redacción
EN LAS CARNES
En los primeros cuatro meses del año y según el registro de movimientos de terneros para invernada, que publica el Ministerio de Agricultura de la Nación, se enviaron al campo o al feedlot 3,31 millones de terneros machos y hembras.
Se trata de un 6,4 por ciento menos que en igual período de 2019, lo que ratifica la idea generalizada de que la zafra viene atrasada a causa de las lluvias, la pandemia (atraso en la vacunación) y la suspensión de remates.
En abril, la cantidad de terneros trasladados cayó 11 por ciento con respecto a igual mes del año pasado. El envío al feedlot baja 13 por ciento en los primeros cuatro meses de este año en relación a 2019. De acuerdo con los datos del Ministerio, a diciembre pasado las existencias de terneros era de 110 mil cabezas mayor que a fines del 2018.

RELACIONADO A PRECIOS
En el período 2005/2018, el precio del ternero de invernada (180-200 kilos) a moneda de hoy promedia los 107,60 pesos por kilo, con un máximo de 180 pesos en octubre-noviembre de 2010, cuando se produjo la salida de la liquidación ganadera 2007/2009, de acuerdo a lo publicado por Noticias Agropecuarias.
El valor mínimo, siempre a moneda de hoy, es 65 pesos en diciembre del 2008, en plena destrucción de la ganadería.
En cuanto al valor del novillito en Liniers (350-390 kilos), tocó un máximo de 133 pesos por kilo vivo en marzo de 2011, en el inicio de la recomposición del rodeo, y un mínimo de 59 pesos de hoy en noviembre de 2009.
No hay a la vista grandes cambios en la demanda interna y externa, ni tampoco en la oferta que permitan prever que los precios del ganado (gordo e invernada) se alejen de manera consistente de los promedios históricos.
Por el lado de la oferta, si alguna tendencia se insinúa, es a la suba, por la estacionalidad y por el momento del ciclo ganadero. La demanda interna (75 por ciento de la demanda total), si alguna tendencia se vislumbra es a la baja, por la caída dramática de la actividad económica. En lo que respecta a la exportación, será difícil repetir los niveles del año pasado, en volúmenes y en precios. Costará recuperar el mercado europeo (cuotas Hilton y 481) y China se muestra cambiante, con precios a la baja y volúmenes 30 por ciento inferiores a los que importaba a fines de 2019.

CONCERNIENTE A CHINA

En abril importó 161 mil toneladas de carne vacuna, un 28 por ciento más que en marzo del año pasado. Brasil proveyó 60.700 toneladas; Argentina, 35.300; Australia, 30 mil; Uruguay, 18.700; y Nueva Zelanda, 14.500 toneladas.
En los cuatro primeros meses del año, las compras de carne vacuna china fueron 680 mil toneladas, 54 por ciento más que en el primer cuatrimestre de 2019.
Las importaciones de carne de cerdo aumentaron en forma interanual en abril 172 por ciento, y en abril los precios del cerdo al mostrador cayeron 8,4 por ciento con respecto a marzo. Ello es consecuencia de un conjunto de circunstancias, que van desde la liberación de voluminosos stocks acumulados, hasta la masiva importación de carne vacuna y porcina.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar