Imputaron a fugitivos de calle Tettamanti

Policiales 18 de junio de 2020 Por Redacción
LOS MOTOCICLISTAS QUE DESCARTARON ARMAS DE FUEGO
En la mañana de la jornada de ayer, se llevó adelante una audiencia imputativa remota a través del dispositivo Zoom, ocasión en la cual el fiscal de la Fiscalía Regional N° 5 Rafaela del MPA, Guillermo Loyola, imputó formalmente a los dos sujetos que fueron detenidos cuando circulaban en moto y armados por calle Tettamanti de nuestra ciudad a las 23.00 del domingo último, hecho que diera pie a que en nuestra edición del lunes y del martes titulásemos: “Persecución de película a motociclistas armados - Intervino la GUR, la Policía y Seguridad Privada”, y en la edición del martes: “Hallaron armas arrojadas en la fuga en calle Tettamanti”.
Los delitos endilgados a los dos sujetos que fueron detenidos esa misma noche –uno en la intersección de calles Barcelona y Aconcagua y el otro a escasas cuadras, en calle Brasil- de esta esquina donde cayeron de la moto en la que huían- fueron calificados penalmente como “tenencia ilegítima y portación ilegítima de armas de fuego de uso civil, portación ilegítima de arma de fuego de guerra, desobediencia a la autoridad, y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego”, todo en concurso real.
Cabe destacar que además del fiscal Loyola participaron en esta audiencia remota el juez de la investigación penal preparatoria Dr. Javier Bottero; el defensor técnico del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, Dr. Carlos María Flores; y los imputados Marcelo V. y Nahuel B. de 21 y 28 años (N. del R.: aunque se conocen los apellidos estos se omiten hasta tanto exista una condena firme).
Lo llamativo del caso en esta audiencia, es que luego de que ambos jóvenes fueran imputados, el fiscal Guillermo Loyola iba a proceder a requerir fecha para la siguiente audiencia de medidas cautelares, pero esta instancia no se pudo completar por una falla técnica: faltaba la orden de detención que físicamente debe estar en la audiencia para ser exhibida, y que en cambio, por un presunto error había quedado incorporada al legajo en otro lugar, por lo que el juez Bottero en lugar de fijar fecha para debatir la prisión preventiva de Marcelo V. y de Nahuel B. debió técnica y obligadamente a dejarlos en libertad por el momento, por este error de forma.

LOS HECHOS
La sucesión de los hechos narrada en la imputación por el fiscal Guillermo Loyola, confirma en todo lo publicado por LA OPINION en la edición gráfica y Online del lunes 15.
Loyola repasó que, “este 14 de junio, siendo las 22:45 horas, ambos acusados se encontraban circulando por el desvío del tránsito pesado, continuación de calle Tettamanti, con dirección a ruta 70, en una motocicleta CG Titán. En dicha circunstancia llevaban en su órbita de custodia y sin contar con la debida autorización, una escopeta doble caño calibre 12, una pistola calibre 22 en condiciones de uso inmediato, un revólver calibre 38 cargado con 5 proyectiles y una vaina servida, las cuales iban siendo descartadas al ser perseguidos por un personal de seguridad privada [del Autódromo local)”.
Continuó: “en proximidades al barrio Belgrano se sumaron a la persecución diferentes móviles policiales, y esta se prolongó por varias cuadras, con los acusados conduciendo en contramano, a alta velocidad y por las veredas del sector, poniendo en peligro la integridad física de quienes pasaban por el lugar y de los mismo efectivos”.
“Uno de los uniformados –siguió el relato- logró quedar a la par de estos cuando uno de ellos lo apuntó con un arma, motivo por el cual el efectivo disparó hacia al piso. Luego de esto cayeron sobre la vereda de calle Barcelona. Uno de ellos quedó en el piso mientras que el restante intentó escapar y apuntó a uno de los uniformados quien debió disparar de manera disuasiva, logrando detenerlo en el patio de una vivienda”.
El resto ya es por todos conocido: los dos individuos fueron imputados formalmente por la Justicia, la audiencia de medidas cautelares (o de prisión preventiva) aguarda a que se dicte una fecha en las próximas horas, y aunque los jóvenes están libres falta aún la última palabra del juez Javier Bottero para sellar su destino inmediato.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar