En abril, la construcción sufrió una histórica caída del 75,6% y la industria bajó 33,5%

Nacionales 05 de junio de 2020 Por Redacción
En la construcción se paralizó la actividad. Y entre las empresas industriales, solo un tercio trabajó en abril a raíz de la cuarentena.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

La producción industrial se derrumbó 33,5% interanual en abril último como consecuencia del impacto de la cuarentena aplicada ante el coronavirus, que provocó que sólo un tercio de las fábricas pudiese producir, informó ayer el INDEC. En el primer cuatrimestre se registró una caída del 13,5% respecto de igual período del 2019.
En abril, el Indice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) registró respecto de marzo una variación negativa de 18,3%, como consecuencia del impacto de la Covid-19. El INDEC informó que "entre más de 1.300 empresas, solo un tercio de los locales de las industrias manufactureras pudo operar con normalidad en abril, mientras que los dos tercios restantes, o no operó o solo pudo hacerlo parcialmente".
La baja histórica de la producción industrial en abril, por el impacto del coronavirus superó la caída del 22,3%, que hasta ahora era las mas alta desde que el INDEC elabora estadísticas del sector.
En la comparación interanual, la producción de autos que registró una caída del 88,5% y la fabricación de motos y otros equipos de transporte que se contrajo 82%, fueron los sectores más afectados en la caída de abril.
Le siguieron la producción de prendas de vestir y calzado con un 79,1%, equipos e instrumentos de medición 75,1%, insumos para la construcción 70,7%, la producción de hierro y acero 65,2%, productos de metal 62,5%, tabaco 59,5%, textiles, 57,8% y muebles y colchones 56,2%.
Entre los sectores menos afectados figuraron la producción de maquinarias y equipos con una baja del 45,1%, artículos de caucho y plásticos 38,5%, la refinación de petróleo 34,5%, la elaboración de sustancias y productos químicos 11,1%, madera, papel e impresión con un 8,7% y la producción de alimentos y bebidas con una baja de solo 1%, en comparación con abril del año anterior.

"DIFICULTADES OPERATIVAS
Y LA PANDEMIA" 
La caída de la industria en abril se debió a "limitaciones operativas" producto del aislamiento social, que provocaron que solo un tercio de las fábricas pudiese producir normalmente, indicó el INDEC. "Si bien un conjunto de plantas industriales vinculadas con actividades esenciales operó normalmente en abril, como ciertos productores de alimentos y de químicos, la mayoría de los establecimientos operó parcialmente o estuvo sin actividad", explicó el organismo.
El INDEC detalló que las plantas que debieron permanecer cerradas en su totalidad o parcialmente por el aislamiento obligatorio fueron las del sector automotriz, motocicletas y cigarrillos.
El organismo indicó que "un conjunto de establecimientos estuvo habilitado a operar, pero enfrentó dificultades para contar con el personal necesario".
En las habilitadas a operar total o parcialmente se alcanzó un bajo nivel de producción, por la reducción de la demanda interna y la demanda externa, afectada "por la situación extraordinaria vinculada con la emergencia sanitaria en distintas plazas externas".

CONSTRUCCION 
La actividad de la construcción registró en abril último una caída histórica del 75,6% interanual, por impacto de la crisis sanitaria, que prácticamente paralizó toda la actividad privada, informó ayer el INDEC. El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) acumuló en el primer cuatrimestre del año una baja del 40,2% respecto de igual período de 2019.
En la comparación de abril con marzo, tuvo una variación negativa del 51,5%. La comercialización de insumos en la industria registró en abril bajas del 30% y hasta más del 90%, como consecuencia de la parálisis de la actividad que impuso el aislamiento social obligatorio.
Según la encuesta cualitativa mensual que realiza el INDEC el 76,7% de las empresas que realizan obras privadas y el 61,9% de las que se desempeñan en la obra pública, opinó que el nivel de actividad disminuirá durante los próximos tres meses.
Estimaron que la baja tendrá lugar por los atrasos en la cadena de pagos, a la caída de la actividad económica y a otras causas atribuidas a la emergencia sanitaria.
En marzo, cuando la crisis impactó solamente en los últimos días del mes, los puestos de trabajo registrados cayeron un 23,4% y 44,2% estimó una disminución de sus planteles en los próximos meses.
El sector es uno de los más afectados desde que en marzo se frenó la actividad, y aún no recibió la autorización del gobierno para que puedan reiniciarse las obras y solo funcionan pequeños emprendimientos privados y refacciones.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar