Una decisión que pone a prueba la paciencia y la responsabilidad social de la población

Nacionales 05 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

El Gobierno anunció anoche una decisión de Estado que pone a prueba la paciencia y también la responsabilidad de la población. La Casa Rosada dispuso establecer diferencias entre zonas del país con circulación comunitaria de coronavirus de aquellas regiones en donde no sucede.
Así lo manifestó el mandatario Alberto Fernández en una rueda de prensa en la Quinta Presidencial de Olivos acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.
Una conferencia en la que, sí en esta ocasión, los funcionarios mantuvieron una distancia prudente entre ellos, siguiendo recomendaciones de especialistas sanitarios harto conocidas a estas alturas de la pandemia de Covid-19.
La decisión del Gobierno interpela la resiliencia de la población en zonas donde existe circulación comunitaria del virus, como el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).
Allí, la curva de contagios se ha disparado en los últimos días, aunque después de más de 70 días de cuarentena, algunas encuestas comenzaron a mostrar que la paciencia de los vecinos está comenzando a agotarse.
Incluso el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires empezó a flexibilizar las medidas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), no por "optimismo", como admitió el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sino para tratar de oxigenar a una "fatigada" población.
En los últimos días se produjeron, además, algunas protestas de militantes "anti-cuarentena" en la Capital Federal, donde la cuarentena continuará al menos hasta el próximo 28 de junio - tres semanas más a partir del lunes que viene-, junto al resto del AMBA, según dispuso el Gobierno.
Habrá que ver qué sucede en las próximas jornadas con estos vecinos, de igual modo que con los intelectuales y científicos que se despacharon hablando de "infectadura", en una carta en la que cuestionaron las medidas oficiales dispuestas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.
La misma decisión del Gobierno anunciada esta jueves por la noche, de avanzar a una instancia de "distanciamiento" en regiones del país en donde no se registra una circulación comunitaria del virus, también pone a prueba la responsabilidad social de la población.
Es "fundamental", aseguró Fernández sobre ese aspecto, e indicó que la apertura de la cuarentena se realizará por distritos. A su vez, insistió en la importancia de que la gente se cuide y siga cumpliendo con las medidas sanitarias que resultan indispensables para evitar la propagación del coronavirus.
Haber levantado el ASPO establecido a partir del 20 de marzo pasado en la mayor parte del país supone al mismo tiempo una luz de esperanza, un primer paso hacia esa "nueva normalidad" de la que hablan especialistas.
Resultará crucial enfrentar esa nueva etapa con compromiso y responsabilidad ciudadana.
De lo contrario, la Casa Rosada aplicará un freno de mano y evaluará dar marcha atrás, lo cual significará un traspié tanto para el Gobierno como para la sociedad.

(*) El autor es Director periodístico de Noticias Argentinas (NA).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar