De barrio Alberdi, salió el nuevo campeón!

Deportes 04 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO VESTUARIO FELIZ. / El festejo cremoso en el 15 de Abril. La consagración de una campaña memorable que tuvo el ascenso a Primera.
FOTO ARCHIVO VESTUARIO FELIZ. / El festejo cremoso en el 15 de Abril. La consagración de una campaña memorable que tuvo el ascenso a Primera.
Atlético de Rafaela fue el mejor equipo de la temporada 2010/2011, no dejó discusión alguna. Con el ascenso ya consumado a cuatro fechas del final (lo logró al vencer a Atlético Tucumán 2-0 como visitante), fue al 15 de abril de Unión de Santa Fe, le ganó 1-0 con gol de Lucas Bovaglio, de penal, y gritó campeón. Un festejo que se vio interrumpido ya que el ‘Tate’ apagó las luces del estadio…
A falta de dos fechas para el final, con 74 unidades y a 11 puntos de diferencia sobre el propio Unión, la ‘Crema’ se consagró como el mejor.
Fue el broche consagratorio. Una campaña formidable del equipo conducido por Carlos Trullet, que volvía a Primera División tras aquel 2003 en Mendoza. Y sin dudas que lo ocurrido post encuentro, es lo que permanecerá presente en los hinchas de la ‘Crema’. El día del famoso apagón.
De antemano se sabía que Atlético no iba a dar la vuelta olímpica, si conseguía el resultado que necesitaba. Nuestro enviado especial para aquel encuentro, Gonzalo Rodríguez, indicaba: ‘Los jugadores apenas pudieron abrazarse y hacer una ‘ronda’ en la mitad de cancha porque la intolerancia volvió a ganar la escena en nuestro fútbol.
Ni bien los muchachos de Trullet se hicieron un racimo para gritar campeones aparecieron los futbolistas de Unión, con Limia, Avendaño, Vidal a la cabeza, para endilgarle vaya a saber qué. Este equipo de Unión en vez de fustigar el festejo rafaelino debería haber aplaudido la clase de fútbol que le dio Atlético, pero lastimosamente no fue así.
Similar situación para los directivos o trabajadores de la institución santafesina, que a menos de un minuto del final del partido decidieron apagar todas las luces del estadio, excepto un solo reflector.
Podía haber pasado cualquier cosa, fue un acto de irresponsabilidad que deberá ser sancionado y una postura totalmente irracional, que no puede justificarse con la bronca que genera el festejo del rival’.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar