Algunas recomendaciones

Sociales 03 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
Desde Concebir, dan algunas recomendaciones para quienes vieron interrumpidos los tratamientos en el contexto de la pandemia:
· Reconocer este momento como una pausa y no como un fracaso del tratamiento, no hay que olvidar que esta situación es transitoria.
· Optimizar los aspectos físicos, emocionales y personales para el momento en que se pueda retomar el procedimiento.
· Informarse en fuentes fidedignas, en las que las sociedades científicas se basaron para emitir las recomendaciones.
· Seguir conectados con los hábitos y costumbres saludables: mejorar el descanso, el sueño, la alimentación, la actividad física, en definitiva, el autocuidado.
· Ser cuidadosos con el consumo de las noticias para no incrementar los niveles de preocupación y estrés.
· Validar las emociones, sin juzgarlas. Permitirse expresarlas. Sentir inseguridad, miedo, ansiedad en el actual contexto es una reacción normal, estas reacciones cumplen una función, permiten la prevención y protección. Cuando son reguladas, pueden posibilitar el autocuidado.
· Establecer rutinas diarias para generar bienestar, planificar actividades, organizar horarios y momentos de conexión con el disfrute, con lo placentero y mantener el contacto frecuente con la red vincular.
· Sostener el contacto, a través de los medios audiovisuales que sean posibles con las redes socio-afectivas y de apoyo. Y en consonancia con esto, participar en encuentros virtuales con otras personas que están atravesando situaciones similares en cuanto a la postergación de sus tratamientos, puede resultar eficaz para expresar, compartir sentimientos y diversas maneras de afrontarlos.
“Siempre que se lleva un tratamiento es fundamental estar acompañado por el especialista tratante, por un psicólogo y por otros pacientes, ahora mucho más que nunca para evacuar las dudas y los miedos. Como organización hubo que reinventarse respecto de las comunicaciones, no había mucho tiempo, teníamos talleres presenciales y los cambiamos por la videoconferencia, algo muy bueno porque pudimos llegar a todo el país”, manifestó la Sra. de Antón.
“Mi consejo -como paciente que fui- es que quienes tengan que realizar un tratamiento de fertilidad se cuiden física y emocionalmente, que sepan esperar: la postergación es para renovar energías y, de ese modo, atravesar lo que viene renovados y con más tranquilidad”, concluyó la Sra. de Antón.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar