Raúl Prebisch y su influencia en la creación de la Licenciatura en Economía

SUPLEMENTO ESPECIAL 02 de junio de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
A principios de la década del ’40 surgió un plan de fomento de estudios económicos propiciado por el Banco Central de la República Argentina a través del envío de becarios a Harvard. Su principal autor, Raúl Prebisch, también preparó un nuevo plan de estudios para la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, que llega a ser aprobado. El mismo separaba la carrera de Economía de la de Contador Público, pero la Revolución del ’43 impidió su aplicación. 
La llegada del Gral. Juan Domingo Perón (1895-1974) a la presidencia no fue auspiciosa para Prebisch, quien tomó distancia del gobierno, y a comienzos de 1948 elevó su renuncia a la cátedra de Economía Política y Director del Instituto de Economía. En un principio fue rechazada por el interventor Pedro J. Arrighi, por lo que tuvo que reanudar sus clases y reuniones de seminario. Pero al normalizarse el decanato durante 1948, Prebisch se vio forzado a presentar a fines de noviembre su renuncia al cargo de profesor titular. Su exilio fue confirmado cuando se integró a la recién creada Comisión Económica para América Latina –CEPAL-. Este hecho privó de mayor sostén a las reformas académicas que hubieran anticipado dos décadas los estudios económicos argentinos.
En 1953, se cumplían los primeros 40 años de la FCE, que por supuesto presentaba una hegemonía de la carrera de Contador. El plan D de ese mismo año creó en la UBA una Licenciatura en Economía articulada a partir de los estudios contables. Pero esto hacía que la Licenciatura sea un insumo de excelencia del contador para enriquecer su formación, sin que ello produjera economistas. Por estos años se produjo a su vez una importante radicación de profesores europeos, quienes no sólo difundieron otras corrientes doctrinarias, sino que también alentaron el crecimiento de grupos docentes y de investigación en el país

NACIMIENTO DE LA
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Existe abundante literatura que describe la evolución de los centros de conocimiento que expulsaron a profesores y docentes a lo largo de la historia argentina. Así era frecuente ver cómo se limitaban en la época peronista a muchos docentes y como con el derrocamiento del Gral. Perón, en 1955, se produjo una reforma sustancial en el ámbito universitario (Buchbinder, 1999). Resulta así, que con el advenimiento de las teorías desarrollistas en la década que va de 1955 a 1965, el período se convierte en lo que Fernández López denomina “la época de oro de los economistas”. A diferencia del decenio anterior el Estado buscó el asesoramiento de economistas profesionales y alentó la formación de jóvenes en esa disciplina, nacieron asociaciones –entre estas la Asociación Argentina de Economía Política en 1957, con la cual nace la profesionalización-, se incrementó la actividad académica, se crearon carreras, se apoyaron estudios de posgrado en el exterior y se crearon entes públicos y privados servidos por economistas.
Con este contexto surgen en 1958 tres carreras de Economía. El 7 de marzo el Episcopado argentino declaró oficialmente fundada la Universidad Católica Argentina –UCA-de la Escuela Superior de Economía creó la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas, que ofreció la carrera de economista.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar