La inseguridad vial también es un tema de salud pública

Locales 31 de mayo de 2020 Por Redacción
Así lo afirmó Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en el programa Agregándole Valor a la Vida, que se emite por radio El Espectador.
FOTO RADIO EL ESPECTADOR/NEXT TV ENTREVISTA. Juan Carlos Basso y Pablo Martínez Carignano, durante la charla del viernes.
FOTO RADIO EL ESPECTADOR/NEXT TV ENTREVISTA. Juan Carlos Basso y Pablo Martínez Carignano, durante la charla del viernes.
La problemática de inseguridad vial también supone una pandemia en nuestro país y es un problema de salud pública, con alrededor de 6.000 muertos al año, sumado a los ciento de miles de heridos.
Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, fue entrevistado en el programa Agregándole Valor a la Vida, que se emite los viernes por la 100.1 radio El Espectador, y explicó que “nada mata más jóvenes en la Argentina que la inseguridad vial, la primera causa de muerte en menores de 35 años, esto se arrastra desde hace mucho tiempo y a diferencia de esta pandemia que hoy nos azota y a todos nos shockeó, el problema es que desde siempre los siniestros viales se vienen naturalizando. La gente los acepta como algo que sucede, como una tragedia, como parte del destino y se pierde de vista que en la mayoría de los casos es evitables, que depende de la decisión de las autoridades, pero también de lo que hace cada uno de nosotros”.
Carignano manifestó que “creo que esta pandemia nos ha enfrentado a tener que cuidarnos, por ejemplo con el uso del barbijo, con el distanciamiento social como formas para evitar el contagio. Sería bueno trabajar en este sentido para que cuando esto pase y volvamos otra vez a circular, el casco en una moto sea el barbijo de hoy, el distanciamiento sea un hábito saludable como no tomar alcohol antes de consumir, entender que depende de nosotros estar mucho mejor de lo que estamos”, consideró.

EN CUARENTENA, BAJO CASI 
90% LA ACCIDENTOLOGIA 
El Director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial confirmó este dato tan contundente y dijo que “el ministro de Salud de la Nación informó que las camas de terapia intensiva liberadas dado a que no ocurrieron accidentes de tránsito son muchísimas y entonces asocia la inseguridad vial a la salud pública. Si queremos no verlo como una cuestión de concientización, veámoslo desde lo económico; cualquier pueblo de la provincia de Santa Fe o de cualquier lugar, los gastos médicos asociados a atender a los heridos, más la rehabilitación, más los costos administrativos, más el tiempo que no trabaja la persona que tuvo un siniestro, implica fortunas en el presupuesto de cualquier municipio”.
Y continuó analizando: “hasta desde ese punto de vista conviene hacer controles de alcoholemia sistemáticos, control de velocidad, de uso de cascos, impulsar la educación vial, hábitos saludables. Al final si no lo hacés te termina resultando carísimo, no solo en término de muertos y heridos, sino además en el tema de los recursos que los gobiernos deben destinar a atender las consecuencias de estos hechos”.

HACER CONTROLES ES
LO QUE DA RESULTADOS
“Un elemento central que ofrece resultados en el corto plazo, es el control. Obviamente uno quiere que un joven se ponga el casco porque internaliza que lo protege y puede salvar su vida en caso de una caída y no para evitar una multa; el camino de la concientización es largo en el mientras tanto lo que hay que hacer es controlar”, sostuvo Martínez Carignano.
Además dijo que “en Rafaela hay algo más de 100.000 habitantes, hay un vehículo por habitantes, más del 50% de los vehículos que hay en el parque automotor rafaelino son motos, y yo imagino que el desafío de integrar a las motos en un tránsito ordenado en la ciudad de Rafaela, debe ser enorme”.

MAS CONTROL EN EL COVID
QUE EN EL TRANSITO
Al ser consultado Carignano, por esta sensación respecto a que las fuerzas de seguridad controlan mucho más ahora en esta pandemia, que en lo que ha controles de tránsito refiere, señaló que “no hay tradición, vos los ves comprometidos en el Covid porque reciben órdenes expresas de lo que tienen que hacer, tienen un protocolo de actuación y no pueden moverse de ahí. Lamentablemente la seguridad vial en la Argentina se asocia más como una cuestión de me paro en la ruta, paro un auto, le pido documentación, pero hacer un control vehicular buscando mitigar los factores de riesgo como el exceso de velocidad, el no uso de casco, el consumo de alcohol, no es una actividad que puede hacer cualquiera. Tiene que haber gente formada, convencida...repito nada mata más gente joven en la Argentina que la inseguridad vial. Hay que entrenar y apoyar a los agentes; el compromiso tiene que venir de la autoridad política hacia abajo.Tiene que quedar claro que no hay permisos para nadie ni excepciones y lo que busca un control vehicular no es sumar plata ni molestar a nadie, sino salvar vidas”.

ENSEÑAR EDUCACION
VIAL EN LAS ESCUELAS
Martínez Carignano dijo que el 10 de junio, que es el Día de la Seguridad Vial, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se va a hacer una presentación respecto a la importancia de que se enseñe educación vial en las escuelas. “Queremos que se enseñe desde nivel inicial y en todos los niveles y vamos a hacer un convenio con Gendarmería para hacer controles de alcoholemia en distintos puntos del país las 24 horas. Dejemos de mirar para otro lado porque tenemos una braza hirviendo y no estamos haciendo casi nada”, dijo.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias