¿Nos ha paralizado el miedo?

Sociales 30 de mayo de 2020 Por Alicia Riberi
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria


Es una pregunta que me hago continuamente, porque observo a muchas personas actuar de una manera diferente, como angustiadas, preguntando de todo, como si no supieran nada. El miedo altera todo lo que somos, paraliza y nos hace cometer error tras error. Desde que se inició esta pandemia- de la que es bueno informarnos- solo escuchamos hablar de ella, pero volvamos a recomponernos, ya que podemos, leer un libro, ver series, películas, rezar, escuchar música, realizar tareas manuales. La vida no acaba con una pandemia, ya que no podemos escapar de todos los virus, porque en algún momento podemos enfermar, debemos ir al médico y no por eso tenemos que morirnos y cuando nos toque morirnos, moriremos y tal vez de cualquier cosa menos de COVID 19.
Existen en el mundo muchas pandemias que no nos han paralizado, la pandemia del hambre, de la ignorancia, de la pobreza, de la ambición desmedida y podría seguir un largo rato y Uds. me podrán decir, pero esta nos puede matar, muere mucha gente y yo les respondo…saben cuántas personas mueren de hambre, por ignorancia y no saber defenderse en diferentes circunstancias, o por estar sojuzgadas por el enorme dominio de los poderosos que no escatiman esfuerzos en tratar de intimidarnos? Mueren millones de personas, que son para nosotros un número mientras no nos toca padecer la pérdida de nuestros afectos. Es que habremos perdido la capacidad de conmovernos, de ver la realidad, de escuchar todas las voces y no ignorar a las que no nos convienen o puede haber alguien tal vez, a quien no le convenga que las escuchemos? Porqué? O es que el que piensa distinto está loco o es un desestabilizador. Estamos viviendo en democracia y yo aspiro que sea una democracia genuina, en donde no señalemos al que es distinto.
Este pensamiento que manifiesto está libre de ideologías, simplemente es una manera de concebir la vida en donde las opiniones que doy no responden a nadie en particular, sino a todos en general. En algún momento voté a Alfonsín y no fui alfonsinista y en otro momento voté a Macri y no soy macrista, de ninguna manera, simplemente, una votante que muta según la opinión crítica de un determinado momento y si en el futuro aparece alguien de cualquier otro partido y considero que es el correcto, lo voto. También pienso que si una ideología cualquiera, logra transformarme en ciega, en ignorante, en agresiva, en un ser cargado de odio por el que no piensa como yo, no me sirve, porque me priva de ser yo y mi objetivo en la vida es ser libre, esa libertad sana que nos dio Dios, como un regalo maravilloso, que lamentablemente en el mundo de hoy para muchos se convirtió en libertinaje.
Despertemos, cuidarnos está muy bien, siempre debió ser así, pero si nos libramos de esta pandemia- no se equivoquen- igual de algo vamos a morir y a lo que me niego, es a morir de tristeza, sin afectos, sin poder volver a vivir una misa, que es mi alimento espiritual, como para otro puede ser cualquier otra cosa. Esta pandemia va a pasar y volveremos a vivir con normalidad, pero seguramente en algún momento aparecerá otro virus que centrará la atención.
Finalmente el miedo no debe paralizarnos, porque nos priva de vivir felices, esto no significa ser desobedientes, irrespetuosos, sino sencillamente, que ya hemos aprendido a cuidarnos y ahora debemos caminar con prudencia pero sin miedo y nuestro destino mortal será cuando Dios disponga.
Qué Dios los bendiga y los cuide no solo de la pandemia y todas las enfermedades y que nunca sufran de una sequía espiritual, que es lo más triste que nos puede suceder.

Te puede interesar