Se celebra el día nacional de la donación de órganos

Locales 30 de mayo de 2020 Por Redacción
Es en conmemoración al nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz, luego de haber recibido un trasplante en un hospital público. Hoy después de muchas luchas existe la ley 27.447, conocida como Ley Justina, en donde todos somos presuntos donantes.
La pandemia imposibilita la realización de actos ya que está en vigencia el Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), sin embargo desde distintas organizaciones buscan la manera de que ciertas fechas no pasen inadvertidas. Ese es el caso de la ONG Honrar la Vida, que cada año intentan visibilizar cada 30 de Mayo, Día Nacional de la Donación de Órganos, la importancia de donar.
Osvaldo Minighini, presidente de Honrar la Vida, manifestó que “es muy importante ser donante de órganos, yo soy papá donante ya que le doné los órganos a mi hija hace 17 años, y fue un momento difícil para decidir porque en esa época era distinto, ahora se ha avanzado mucho, la gente está tomando mucha conciencia, más cuando se trata de criaturas. Yo tuve que firmar con la mamá, le teníamos también que preguntar a los abuelo...pero ahora con la nueva ley es más fácil”.
“Mi hija dio vida a cinco personas que tuvieron una segunda oportunidad y al ser donantes salvamos vidas. Hoy hay 11.000 personas en lista de espera, en pediatría hay más de 200 casos; es muy difícil para un papá donar los órganos de su hijo, pero yo lo he hecho, tengo la conciencia tranquila de que es un gran acto de amor y cuando vea a alguien trasplantado, entendemos la importancia de donar”,expresó Minighini.

EXPERIENCIA DE VIDA
DE UN TRANSPLANTADO 

Daniel Echeverría es un rafaelino trasplantado que contó que “en el 2006 fui a Buenos Aires derivado desde el Sindicato de la Carne, a la Fundación Favaloro, y cuando llegué el médico que me tenía que ver por la obra social mía no estaba, y me llevaron a un consultorio particular. Ahí cuando vieron ´los estudios me dijeron que tenía diez días de vida, me internaron, me hicieron los estudios durante 72 horas, ingreso a lista de espera y al día siguiente que estoy en lista de espera, aparece un corazón a cuatro cuadras de donde estaba internado. Después de pasar por algunas complicaciones, ni bien pude fui a agradecer a Dios”. “Sin donantes, no hay trasplantes y la donación es un acto de amor hacia el prójimo”, finalizó diciendo Daniel.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar