La Bombonera cumple 80 años

Deportes 25 de mayo de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO NA MITICA./ La cancha de Boca es uno de los escenarios más visitados del fútbol mundial.
FOTO NA MITICA./ La cancha de Boca es uno de los escenarios más visitados del fútbol mundial.

BUENOS AIRES, 25, por Adrián Taccone (NA) - Escenario de cientos de momentos deportivos llenos de gloria, en su mayoría en color azul y amarillo, el mítico estadio "La Bombonera", que inmortalizó la frase "no tiembla, late", cumplirá hoy 80 años de vida en medio de la polémica por su remodelación, para poder albergar a más socios de Boca, fervorosos de pasión.
La estructura, cuya dirección oficial es Brandsen 805, en pleno barrio de La Boca, fue inaugurado el 25 de mayo de 1940, en un proyecto que llevó adelante el arquitecto esloveno Viktor Sulcic, junto al ingeniero italiano José Luis Delpini, durante dos años. Si bien en el ideario popular al estadio boquense se lo conoce como "La Bombonera", actualmente se llama "Alberto J. Armando", en homenaje al ex presidente auriazul, pese a que previamente tenía el nombre de "Camilo Cichero", el mandamás del club que impulsó la construcción.
Por el mítico estadio que "no tiembla, late", como reza en sus paredes, pasaron figuras excepcionales del fútbol mundial, desde Pelé hasta Diego Maradona, Juan Román Riquelme y Lionel Messi, pero también Mario Kempes, Hugo Gatti, Amadeo Carrizo, Angel Clemente Rojas "Rojitas" y los goles de Martín Palermo, Paulo Valentim o el recordado Severino Varela.
No obstante, uno de sus protagonistas más emblemáticos es la propia hinchada de Boca, "La 12", que siempre le pone color a cada presentación del equipo y que en su historia reciente también estuvo rodeada de episodios más cercanos a la violencia que a lo deportivo. Pero la sensación que se llevan aquellos que visitan uno de los templos del fútbol mundial suele ser indescriptible, por la acústica y cercanía que provoca que el aliento se sienta mucho más que en otros estadios. 

POLEMICA POR SU REMODELACION
Luego de ocho décadas de ser un ícono de la ciudad de Buenos Aires, punto de reunión no solo del club más popular del país sino visita obligada de cuanto turista pasa por la Capital Federal, "La Bombonera" está sumergida en la polémica por su remodelación y ampliación del aforo, que hoy es de 54.000 espectadores.
El actual presidente Jorge Amor Ameal impulsa el proyecto "Boca 360", que implica comprar las dos cuadras linderas a la calle Del Valle Iberlucea y así poder construir, en la zona de los palcos, tres tribunas más, como en el resto del estadio, y así llevar la capacidad a 78.000 personas.
Sin embargo, también hay otra propuesta, que es el "Proyecto Esloveno" y que, impulsado por Fabián Fiori, socio y empleado del club, prevé la compra de las mitades de las manzanas linderas y una reestructuración que ampliaría el estadio para que lo puedan disfrutar 70.000 hinchas.
Pablo Abbatángelo, presidente de la Agrupación "La Bombonera", señaló en diálogo con NA que siempre pensaron "que el estadio ideal es el de cuatro caras y que las futuras comisiones directivas debían terminarlo". "El Proyecto Esloveno para mí no es el ideal, pero colaboré en su momento para dar datos técnicos. No es el proyecto que ambicionamos nosotros, sino que queremos cerrar el estadio con las dos manzanas linderas", explicó Abbatángelo, nieto de Camilo Cichero, y además arquitecto y corredor inmobiliario de la zona de Barracas y La Boca.
Abbatángelo calificó como un "despropósito" la idea que tenía el anterior presidente Daniel Angelici de hacer otro estadio en la zona de Casa Amarilla, pero además dejando en pie "La Bombonera".
"Es un despropósito urbanístico de envergadura, de tener dos estadios. No resiste el más mínimo análisis de impacto ambiental", agregó. Actualmente la propuesta boquense de ampliar el estadio, uno de los "caballitos de batalla" de Ameal para alcanzar la presidencia -además de la presencia de Juan Román Riquelme en la Comisión Directiva- choca con las pretensiones de los vecinos de la calle Del Valle Iberlucea.
"No tienen diálogo con el vecino y nunca les importó. Una vez le dije a Ameal `Es mentira que el club integra al barrio, será que el barrio integra al club’. En la historia, primero estuvieron las casas y luego el club. Esta gente no va a hacer nada y nosotros estamos cansados de que estén siempre insinuándonos, o culpándonos, de que porque nosotros no vendemos no se hacen las reformas. Nosotros siempre estuvimos dispuestos a vender, pero el precio lo ponemos nosotros", afirmó Rubén Lopresti, quien representa a varios propietarios de la calle Iberlucea.
Lopresti puntualizó a NA que las últimas dos comisiones directivas de Boca nunca les hicieron una oferta que satisfaga las necesidades de los vecinos, "quienes no solo tendrán que mudarse, sino que muchos llevamos toda nuestra vida viviendo ahí". "Boca tiene que escuchar al vecino. Para hacer el negocio. Los protagonistas de esta historia se llaman los vecinos, no Boca. Estamos de acuerdo a vender, al precio que nosotros queremos. El negocio del vecino, también piensa en los que quedan, en el barrio. Con el proyecto esloveno no se cortan calles, habrá un paseo comercial, un paseo gastronómico y la cancha de Boca se fusionará con Caminito y la Usina del Arte. El proyecto esloveno es el único que vino a hablar con los vecinos, y no lo amedrentaron como la actual gestión", fustigó.
En su momento un relevamiento determinó que debían adquirirse 129 propiedades para llevar a cabo alguna reforma, con un valor de casi 20 millones de dólares, pero Abbatángelo indicó que ese número, en las condiciones actuales "valía un 30 o 40 por ciento menos".
Mientras se define que será de su estructura, de sus reformas, de su emblemática figura, "La Bombonera" sigue siendo un lugar referencial para el fútbol argentino y mundial, que por ejemplo iba a recibir el primera partido de la Selección argentina en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022, si no aparecía la pandemia del coronavirus.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar