Los institutos de menores en tiempos de coronavirus

Policiales 25 de mayo de 2020 Por Redacción
Desde un organismo detallaron cuáles son las medidas de precaución adoptadas, para que no ocurra la misma situación que en las cárceles para adultos.
"Se tomaron medidas de protección desde el inicio del aislamiento preventivo, como la limitación de visitas de los familiares y la reorganización de los horarios del personal para reducir la circulación en los centros", dijo Karina Leguizamón, presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno porteño, de quien dependen los Centros de Régimen Cerrado Manuel Rocca y Centro de Admisión y Derivación (CAD), en diálogo con Crónica.
Desde el inicio de la cuarentena no hay visitas para evitar los contagios y se habilitaron más mecanismos online para que mantengan la comunicación con sus familias.
En la anterior semana hubo 4 afectados por el coronavirus, según informaron de manera oficial.
Se trata de "un menor de edad que ingresó al Centro de Admisión y Derivación, a raíz de una acción policial, dos profesionales de enfermería y un personal de seguridad". En los cuatro casos se observó ausencia de síntomas. Hay 54 empleados y dos jóvenes aislados. Y la población total de adolescentes en estos centros cerrados es de 39.

LOS QUE NO ESTAN
EN FUNCIONAMIENTO

Los centros de modalidad semiabierta directamente no están en funcionamiento. Apenas se supo, se determinaron las situaciones de contacto estrecho y seguimiento de las personas afectadas. Los centros cuentan con la referencia de dos infectólogos para el acompañamiento y seguimiento de todas las situaciones que requieran consulta o intervención.
Los dispositivos a cargo de esta dirección general son ámbitos de cumplimiento de medidas del Sistema Penal Juvenil y dependen del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Los que están a alojados en estos centros son adolescentes entre los 16 y 17 años de edad, quienes están cumpliendo una medida judicial impuesta por la Justicia Nacional de Menores y Justicia Federal con jurisdicción en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Para proteger a los chicos de la pandemia, el personal cambia su ropa al ingresar al lugar del trabajo y usa tapaboca.
En todos los espacios, hay alcohol en gel. Y ante un caso de Covid-19 se traslada al involucrado a un centro de salud y se aísla a los que tuvieron contacto.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar