El camino es oscuro porque aún no descubrimos la luz

Sociales 23 de mayo de 2020 Por Alicia Riberi
Leer mas ...
Estamos transitando un camino desconocido, que nos puede deparar varias sorpresas y el que es mejor recorrer en calma. De esta situación `podemos salir muy fortalecidos o peor que nunca, eso depende de cada uno. Para los jóvenes les puede significar encerrarse más en la tecnología, en esa comunicación virtual que les hizo dejar de ver y valorar tal vez cosas muy importantes, como lo que significa compartir algo más con su familia, redescubrirla, es decir, darle a cada cosa su tiempo. A los adultos, nos puede enseñar bastante, aunque pensemos que nos las sabemos todas. Hemos, en muchos casos, perdido la capacidad de compartir tiempo, espacio y vivencias con nuestros afectos. A los ancianos, les queda menos tiempo y es muy difícil engañarlos, ya han recorrido un largo trecho y esperan seguramente a esta altura de la vida, cariño, escucha atenta, conversación, que muchas veces no les brindamos porque siempre hay una excusa y cuando los perdemos quedamos llenos de preguntas e insatisfacción con nosotros mismos.
Los que hemos ido madurando la vida, es hora que seamos responsables de los que hemos construido y cómo lo hemos hecho y si hay que retocar algo, desandarlo… éste es el momento.
No es una vergüenza reconocer fallas, errores, es que acaso no lo tenemos que hacer continuamente en el trabajo, o será que al tener tiempo para pensar y vernos por dentro, descubrimos que no nos gusta lo que vemos y creemos que es muy tarde.
Yo los invito a mirar hacia atrás…¿hemos hecho todo bien?...observemos cuántos chicos con diferentes y variadas patologías, cuántos jóvenes en adicciones de drogas, alcoholismo, juego, pornografía…¿por qué recurrieron a esos pasatiempos en lugar de estar en familia?¿No podemos observar una sociedad totalmente consumista, en donde hay una competencia de quién tiene más y mejor y el que queda afuera de este grupo, muchas veces se dedica a delinquir como un desquite a quién sabe qué? ¿A los que nos queda cordura no podemos advertir que la humanidad ha atentado y sigue atentando contra la familia, la vida, la humildad, el respeto, el compartir y lo que es más grave aún, contra el amor como don maravilloso que nos permite construir y edificar mucho más y mejor? Si los que creemos que aún nos queda cordura no somos capaces de ver, parar y volver, como se lo hacemos entender a los que ni siquiera lo ven.
Me quedo con unas pocas palabras de la Biblia:- Judas, con un beso entregas a tu maestro…los que aún creemos en la existencia de Dios, debemos preguntarnos:- no traicionamos a Jesús cada vez que vivimos sin ver.
El camino es oscuro porque no aún no descubrimos la luz…


Te puede interesar