El billete de $ 1.000 perdió 85% de su valor desde 2017

Nacionales 20 de mayo de 2020 Por Redacción
En dos años y medio, pasó de valer 57,37 dólares a los 8,44 dólares de la actualidad. Por otra parte, se dispararon diez puntos las expectativas de inflación de los consumidores

BUENOS AIRES, 20 (NA).- Desde su primera impresión en diciembre de 2017, el billete de $1.000 perdió un 85% de su valor, como consecuencia de la fuerte devaluación que afrontó la moneda de curso legal, según un informe privado. En poco más de tres años, pasó de valer US$ 57,37 a los US$ 8,44 de la actualidad, tomando la cotización del Contado con Liquidación, un tipo de cambio que se pacta en la Bolsa de Comercio para compra de títulos y acciones.
"La nueva incorporación en la familia de billetes de la moneda argentina, en este caso de $5.000, refleja la constante depreciación de peso", señaló el informe de la Fundación Libertad y Progreso.
La entidad señala que el billete que circuló en medios de comunicación la semana pasada con la imagen de Cecilia Grierson y Ramón Carrillo, nacería con un valor de US$ 42,21. Indica que "si se analizan los billetes de mayor denominación en países de la región, suelen mantenerse estables con pocos nuevos lanzamientos". Excluyendo a Venezuela, el nuevo billete estaría tercero entre aquellos de más valor en dólares y de mayor denominación nominal, agrega el estudio.
En primer lugar se ubica el billete de 200 nuevos soles de Perú que entró en circulación en 1991 y en último lugar, aparece nuestro billete de $1.000, aunque dejaría de competir en este ranking. "Los beneficios de tener una moneda sana pueden parecernos lejanos a los argentinos dado que convivimos con una alta inflación la mayoría de nuestras vidas", añade el informe.
Sin embargo, asegura que "para encauzar un crecimiento sostenido que nos saque de la constante decadencia que padecemos es condición necesaria tener una moneda que cumpla con las tres funciones de todo dinero: Unidad de cuenta, medio de circulación y reserva de valor".

SUBEN EXPECTATIVAS
DE INFLACION
La expectativa de inflación de los consumidores argentinos para los próximos doce meses se disparó diez puntos porcentuales este mes respecto de abril al ubicarse en el 50%, por lo que alcanzó así un nuevo máximo desde que se elabora el indicador en 2006. Así lo señaló el informe sobre expectativas de inflación del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.
La inflación esperada por la población para los próximos doce meses subió a 50%, desde el 40% registrado para el mes anterior, según la mediana de las respuestas. Según el promedio, las expectativas de inflación aumentaron 7,1 puntos porcentuales respecto de la medición de abril de 2020 y se ubican en 47,4%.
De acuerdo al promedio y a la mediana de las respuestas, la inflación esperada por la población para los próximos doce meses alcanzó un máximo histórico desde que se realiza la encuesta de expectativas de inflación (agosto de 2006).
En los últimos cuatro años, la mediana de la inflación esperada fue de 30% en 19 meses, mayor a 30% en 5 meses y menor a 30% en 24 meses.
Tanto según la mediana como el promedio, las expectativas de inflación aumentan en las tres regiones: el Gran Buenos Aires, el interior del país y la Capital Federal.
En la distribución por nivel de ingreso, según la mediana, las expectativas de inflación aumentan para la población de ingresos altos y se mantienen para la de ingresos bajos.
Según el promedio, las expectativas de inflación aumentan tanto para la población de ingresos altos como para la población de ingresos bajos.
La inflación esperada, según el promedio, en Capital Federal marcó 47,4% (+3,6 puntos porcentuales), en el Gran Buenos Aires registró 47% (+9,3 p.p.) y en el interior del país anotó 48,2% (+5,3 p.p.).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias