Cuando Sportivo y Quilmes se aliaron para jugar juntos, alcanzaron una final y nació una rivalidad

Deportes 17 de mayo de 2020 Por Redacción
El “Negro” y el “Cervecero” se juntaron para formar Alianza Sportivo Quilmes y jugar la temporada 96 del principal grupo liguista. Pelearon el Clausura y fueron subcampeones tras caer en el partido consagratorio ante el poderoso Atlético de Rafaela. Recordamos aquella particular historia de nuestro fútbol.
Ver galería FOTO ARCHIVO EN EL GIULIANI. / Fasano no puede evitar el traslado de Trejo, que fue uno de los expulsados.   FOTO ARCHIVO EN EL MONUMENTAL. / El partido de ida en Alberdi con Sergio Quiroga y Alejandro Martínez en la lucha del medio campo.   FOTO ARCHIVO MUY REÑIDO. / Sergio Quiroga y Lucas Bovaglio disputan el balón, durante el primer tiempo.
1 / 3 - FOTO ARCHIVO EN EL GIULIANI. / Fasano no puede evitar el traslado de Trejo, que fue uno de los expulsados. FOTO ARCHIVO EN EL MONUMENTAL. / El partido de ida en Alberdi con Sergio Quiroga y Alejandro Martínez en la lucha del medio campo. FOTO ARCHIVO MUY REÑIDO. / Sergio Quiroga y Lucas Bovaglio disputan el balón, durante el primer tiempo.

Corría el año 1995 y la situación económica-deportiva de los clubes no era sencilla. Sportivo Norte y Argentino Quilmes, principalmente, no la pasaban bien. La participación, de ambos, en la siguiente temporada de Liga Rafaelina de Fútbol corría serio riesgo. Fue así que después de largas charlas y sobremesas los dirigentes decidieron unirse para formar un mismo equipo. Se llamaron: Alianza Sportivo Quilmes.

Dicha ‘fusión’ demostró que cuando realmente se quiere, se puede. Hubo unión y pudieron competir en la temporada 1996 del principal certamen de fútbol doméstico. El debut fue en barrio Los Nogales, en un 0 a 0 ante el Ferrocarril del Estado del doctor Alamo.
La calidad de futbolistas con los que contaban el “Negro” y el “Cervecero” los llevó a pelear el título Clausura, de hecho fueron subcampeones perdiendo la final ante el Atlético de Rafaela de Sergio Podio.

Tras ese juego decisivo ante la ‘Crema’, con derrota por 6-5 en los penales, e igualar 2 a 2 en el tiempo reglamentario, las cosas entre Sportivo y Quilmes no quedaron demasiado bien. De hecho, hay quienes indican que la Copa nunca se fue de barrio Italia.

La crónica de aquel encuentro, publicada en nuestro diario, indicaba:

A todo o nada. No existía lugar para las especulaciones. Son esos partidos que todo lo previo, lo hecho por uno y otro pasan a segundo plano. En noventa minutos, o en su defecto a través de la “ruleta rusa” que siempre son los penales, uno de los dos iba a festejar. Nada menos que el título del Clausura. Y enfrentar después al campeón del Apertura. Nada menos que 9 de Julio.
Dos equipos que no pudieron sacarse ventajas en el primer enfrentamiento. Más allá que en el balance de esos primeros 90 minutos el elenco que dirige Sergio Podio estuvo un poco más cerca de la victoria.
Solamente con una modificación el equipo de la Alianza. Con varias por el lado de Atlético. Por tener que viajar a Tucumán algunos de los jugadores que son titulares indiscutidos en el equipo. En los papeles, esto le restaba potencial a los de barrio Alberdi.
Pero en definitiva al momento del pitazo final, son once contra once. Y todas las ganas de quedar historia del club. Nada menos que por un campeonato.
Estaban dadas todas las condiciones para poder ver un partido cargado de emoción, por todo lo que estaba en juego. También mucha presión para los protagonistas. El campo de juego iba a jugar un papel fundamental.
Si bien no fue mucha la lluvia caída, el estado del mismo no era el ideal. El que generalmente se transita en un partido. El que mejor se pudiera adaptar, seguramente iba a obtener ventajas.
Llegó el momento donde sobran las palabras. Los jugadores y la pelota como principales protagonistas.

EL PARTIDO

Nadie se guardó nada. Pusieron todo o que tenían. Con ganas, fuerzas y otras veces un poco de fútbol. Un partido emocionante y cambiante en su trámite. Seguramente, ninguno de los dos merecía perder.
El primero en llegar fue la visita. Fasano que se escapó por derecha y despachó un centro rasante que ninguno de sus compañeros que entraban de frente pudieron conectar.
En la primera llegada del local, se puso arriba del marcador. En una jugada un tanto confusa dentro del área atletiquense, tanto es así que sus jugadores protestaron la jugada, Balbín peleó una pelota con un defensor visitante, centro al medio y Sergio Quiroga, que entraba libre de marcas, no tuvo problemas para abrir el marcador.
No pudo festejar mucho tiempo el local. Dos minutos más tarde, luego de un córner desde la derecha, Rodríguez que le ganó a todos en el salto, Eberhardt que no pudo contener y Ferrero que estaba atento, sólo tuvo que empujarla. Empate.
A pesar del estado del campo de juego, que fue empeorando a medida que transcurrían los minutos. Se hizo un partido de ida y vuelta y los dos querían. Tenían intensiones.
A los dos les costaba adaptarse al terreno y al viento que cruzaba la cancha.
En otro error de la defensa visitante, al querer tirar la posición adelantada, “adelantó” a Valiente que entró por derecha, centro para Fernando Ramírez que entraba por el medio y por segunda vez desataría la algarabía de la parcialidad local.
El local estuvo cerca de aumentar por intermedio de Ramírez, que en una jugada quedo mano a mano con el golero de Atlético pero el remate del delantero se fue desviado.
También estuvo cerca de empatar la visita. Centro desde la derecha, Eberhardt que salió en falso y cabezazo de Bianchiotti que se fue apenas arriba del travesaño.
Se jugaba con dientes apretados y con alguna pierna malintencionada. Al final de los primeros 45m y antes de retirarse a los camarines existieron algunas escaramuzas. Como resultado se fueron expulsados Balbín en la Alianza y Bovaglio en Atlético.
Ambos comenzaron bien la segunda etapa. Los hechos del final del primer tiempo calmaron bastante los ánimos. Se pensaba más en el rival que en la pelota.
Estuvo cerca el local, luego de una gran jugada entre Sergio Quiroga, Molina y Valiente que no pudo por muy poco.
En la primera llegada de Atlético logró el empate. Un centro de Bianchiotti desde la derecha, la defensa que se quedó atornillada al ‘barro’ y Fasano que le dio de zurda como vino y la puso lejos del golero de la Alianza.
A decir verdad, a partir de ese momento los dos pudieron ponerse arriba en el marcador. No les faltaron oportunidades.
Se acercaba el minuto 90 y los dos seguían corriendo como si nada. Para aplaudir. Los dos estaban con nueve hombres y no se notaba.
Fue tan parejo, que los dos tuvieron posibilidades. Primero lo tuvo la visita. Luego de una gran jugada entre Fasano y Bianchiotti, este que le dio de zurda desde afuera del área y la pelota ‘reventó’ el travesaño.
Por el lado de Alianza, lo tuvo Valiente con una entrada por la izquierda. Salvó Semino casi en la línea.
No hubo tiempo para más. Llegó el pitazo final de García. Un poco de descanso, templar los nervios, los técnicos que informaron al árbitro los nombres de los que iban a patear y la responsabilidad de los jugadores en la ejecución de los penales.

LAS EMOCIONES

En los primeros cuatro, ambos convirtieron. Después comenzó la ‘tarde’ de Falco. Atajó tres seguidos. Al mismo tiempo sus compañeros fallaban en el remate. Hasta que llegó el turno de los arqueros, recordemos que sólo había nueve jugadores por equipo.
Eberhardt que eligió un costado, hacia allí fue Falco. Le tocó el turno al golero atletiquense. Estaba escrito que no podía fallar. Y no falló. Era nada menos que el penal del campeonato.

La síntesis de aquel partido:

ALIANZA SPORTIVO QUILMES:
1-Carlos Eberhardt; 4-Sergio Balbín, 2-Juan Orellana, 6-Fabián Olivera, 3-Gabriel Martinowscky; 8-Claudio Córdoba, 5-José Trejo, 10-Sergio Quiroga, 11-Eduardo Molina; 7-Fernando Ramírez, 9-Ramón Valiente. Suplentes: 12-Esteban Ramírez, 13-Gabriel Jaimez, 14-Jorge Moreno. DT: Daniel Alassia.

ATLÉTICO DE RAFAELA:
1-Nicolás Falco; 4-Eduardo Funes, 2-Gustavo Semino, 6-Guillermo Bravo, 3-Marcelo García; 8-Alejandro Martínez, 5-Lucas Bovaglio, 10-Juan Manuel Rodríguez, 11-Germán Bianchiotti; 7-Patricio Ferrero, 9-Claudio Fasano. Suplentes: 12-Fernando Fercodini, 13-Paulo Miassi, 16-Mariano Trivelli. DT: Sergio Podio.

Goles en el primer tiempo: 9m Sergio Quiroga (ASQ), 11m Patricio Ferrero (AR), 20m Fernando Ramírez (ASQ).
Gol en el segundo tiempo: 16m Claudio Fasano (AR).

Incidencias: Expulsados en el primer tiempo: 45m Sergio Balbín (ASQ) y Lucas Bovaglio (AR). Expulsados en el segundo tiempo: 19m José Trejo (ASQ) y a los 24m Marcelo García (AR).

Definición por penales: Por Alianza: Sergio Quiroga, Valiente, Córdoba, Martinowscky, Olivera. Fallaron: Meyer, Orellana, Di Nono, Eberhrdt. Por Atlético: Fasano, Rodríguez, Mario Schiavi, Funes, Bianchiotti, Nicolás Falco. Fallaron: Semino, Bravo y Montenegro.

Cambios: 61m Di Nono por F. Ramírez (ASQ), 70m Meyer por Molina (ASQ), 72m Montenegro por A. Martínez (AR), 86m Mario Schiavi por Ferrero (AR).

Estadio: Agustín Giuliani.
Árbitro: Darío Miguel García.
Asistentes: Rubén Trucco Valdez y Darío Ferraudo.
Recaudación: $1.350

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar