Arrestaron a menor que amenazaba con cuchilla

Policiales 17 de mayo de 2020 Por Redacción
LO LLAMAN “DENGUE” Y TIENE A MALTRAER A LA ZONA NORTE
Un menor de edad, conocido por la Policía y la Justicia por sus abultados antecedentes delictivos, fue detenido en la mañana de ayer.
Cuando personal de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional V de Policía transitaba por la esquina de las calles Francia y Arias –barrio Monseñor Zazpe-, observó a un sujeto haciendo ademanes con una cuchilla en una de sus manos hacia un grupo de vecinos, quienes se dieron a la fuga al ver a los uniformados, publicó LA OPINION edición digital.
Poco después, en la calle J. Arias al 1400 se detuvo a quien tenía el arma blanca, tratándose de Pablo Daniel M., un menor de edad conocido como "Dengue", y en la ocasión se llevó a cabo el secuestro de una cuchilla.
Como consecuencia de la hostilidad puesta de manifiesto por pobladores del sector, los uniformados junto al arrestado abandonaron el lugar con rumbo a la sede de la Subcomisaría 1ª, con base en el barrio Monseñor Zazpe.
Desde allí se mantuvo contacto telefónico con el Juzgado de Menores, y donde un funcionario dispuso que finalizadas la actuaciones de rigor el menor sea entregado a su progenitora.

INSULTO A POLICIAS,
TRAS UN DISPARO

Cerca de la primera hora de ayer, efectivos del Comando Radioeléctrico de la ciudad de Frontera, al circular por la esquina de las calles 5 y 52 escucharon detonaciones de arma de fuego, y poco después en el cruce de las calles 52 y 3 un sujeto que portaba una escopeta al percatarse de la presencia policial la arrojó hacia pastizales de la zona, e ingresó a un domicilio, informó oficialmente la UR V y adelantado en LA OPINION Online.
Así las cosas, se observó la presencia de un arma calibre 16 con un cartucho servido en la recámara, y al lado un par de cartuchos intactos, por lo que se procedió al secuestro de dichos elementos.
Por otra parte, el individuo en cuestión desde el interior de una vivienda no se identificó ante el pedido de los uniformados, y menos aún accedió a salir de la finca, a la vez que comenzó a insultar a los servidores de la ley. Cuando se producía dicha situación, apareció una mujer y continuó insultando a los uniformados actuantes.
Tras retirarse del citado lugar, y estando ya en la base del Comando Radioeléctrico, se recibió un llamado telefónico por parte de una ciudadana miembro de la Protectora de Animales, quien manifestó que su marido era el dueño de la escopeta, y que había salido a la vereda porque escucho ruidos en su camión estacionado frente a la casa, ocasión en la que efectuó un disparo ante la presunción de un robo.
En relación a lo antes mencionado, el fiscal en turno dispuso el inicio de una causa por el delito de portación indebida de arma de fuego de uso civil, y que las actuaciones se deriven a la Comisaría 6ª de Frontera.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar