En busca de… Ramón Godoy Rojo, escritor

La Palabra 16 de mayo de 2020 Por Raúl Vigini
Cuentos de la realidad Retiene en su mirada retrospectiva, todos los recuerdos de su niñez, de su juventud y de los lugares más emblemáticos de sus pueblos. Radicado en Rafaela hace más de medio siglo, fue cautivado por la literatura a partir de una lectura intensa, que le permitió iniciar un recorrido por la escritura. Publicó varios libros con las vivencias, su aporte personal, y la felicidad de poder dejar plasmados esos acontecimientos que lo acompañaron por siempre. El presente lo encuentra dedicándole tiempo a dar a conocer sus dos nuevas ediciones con el nombre de Comenzando la búsqueda y Selección de cuentos y anécdotas.
Ver galería image001
1 / 2 - archivo Ramón Godoy Rojo - En familia: Ramón Godoy Rojo (de blanco), a su derecha su hermana Yolanda, a su izquierda su esposa Esther, su cuñada Dora y su hermano poeta Polo

LP - ¿Qué imágenes le vienen a la mente si le preguntamos por su lugar de nacimiento? 

R.G. - A mi mente vienen imágenes de un tambo y el ordeñe de las vacas. 

LP - ¿Cómo fue la vida familiar y social de esos primeros años? 

R.G. - La vida familiar en esos años fue muy sacrificada. No recuerdo actividades sociales. 

LP - Cuando tuvo que elegir un estudio superior ¿qué y quién lo motivó? 

R.G. - Después de realizar distintos trabajos muy arduos sentí la necesidad de progresar y descubrí que debía estudiar. Además conocí a quien fue mi esposa, maestra y estudiante de farmacia, quien me entusiasmó para comenzar una carrera. 

LP - ¿En qué momento llegó a la lectura y de qué manera? 

R.G. - Al lado de mi novia comenzó a crecer mi gusto por la lectura. Además de los textos de estudio disfrutábamos de algunas novelas. 

LP - Un día deja el pago chico y ya egresado de la universidad emprende el camino laboral. ¿Cómo se dio ese paso? 

R.G. - Está explicado en Testimonio de Vida. 

LP - Su actividad profesional no supone una asociación con la literatura. ¿Cómo justifica su interés por iniciarse en la escritura alguna vez? 

R.G. - Siempre me gustó escribir y siguiendo el ejemplo de mi hermano mayor, Polo Godoy Rojo, comencé a aventurarme en el camino literario. 

LP - ¿Dónde abrevó en ese aspecto para comenzar a formarse desde lo literario propiamente dicho?   

R.G.  Concurrí a distintos talleres de lectura y escritura. 

LP - ¿Qué lecturas señala como iniciáticas en este viaje por el arte de la palabra? 

R.G. - Marcaron mi camino los textos de mi hermano y autores como Almafuerte, Gagliardi, Fortunato Nari, entre otros. 

LP - ¿Reconoce en algunos docentes, sus referentes que lo fueron preparando para desarrollar sus escritos?  

R.G. - Todos los docentes de los talleres a los que concurrí dejaron en mí sus enseñanzas.

LP - ¿Cuál es el propósito de dedicar su tiempo a la literatura personal? 

R.G. - Escribo sobre todo por el placer de hacerlo. Además me interesa hacer conocer experiencias de vida que puedan servir de entretenimiento a otras personas. 

LP - Alguna vez consideró que debía publicar sus trabajos. ¿En qué momento se dio esa situación? 

R.G. - Entusiasmado por comentarios y buenos augurios de familiares y amigos me decidí a publicar algunos de mis escritos. 

LP - ¿Cuáles fueron los títulos más recientes? ¿Qué incluyen los mismos?   

R.G. - Historias de Vidas, anécdotas de la vida diarias recogidas a lo largo del tiempo. Historias Debidas, debidas por que fueron reclamadas por algunos lectores estas experiencias que no pudieron formar parte del primer libro. Selección de cuentos y anécdotas. Comenzando la búsqueda, mi primera novela. Cuentos para niños e historias de animales. 

LP - ¿Para qué y para quién escribe?                                                                                          

R.G. - Escribo para todo el que quiera leer. En lenguaje coloquial trato de relatar hechos de la vida diaria. 

LP - ¿Qué lo inspira a la hora de plasmar en papel el relato? 

R.G. - El deseo de hacerlo conocer. 

por Raúl Vigini

[email protected]

 

Te puede interesar

Boletín de noticias