"Hoy las charlas que tenemos no pasan por cuestiones deportivas"

Deportes 14 de mayo de 2020 Por Redacción
El capitán de CRAR, Mariano Ferrero, analizó el presente con entrenamientos por zoom y enfoques que van más allá de lo deportivo debido a la crisis por el coronavirus.
FOTO ARCHIVO EXPECTATIVAS./ "Hay mucha incertidumbre", mencionó el tercera línea ante la posibilidad de tener competencia este año.
FOTO ARCHIVO EXPECTATIVAS./ "Hay mucha incertidumbre", mencionó el tercera línea ante la posibilidad de tener competencia este año.
(D.G.).- Apenas un partido amistoso había podido disputar el Círculo Rafaelino de Rugby antes que llegara el Covid 19 y se decretara el aislamiento social. Las sensaciones de ese encuentro ante Córdoba Rugby en la Docta habían sido alentadoras de cara a una temporada que sería una vez más complicada en el TRL. Pero eso fue hace más de dos meses y hoy el plantel superior está, como en casi todos los clubes y disciplinas del país, tratando de mantenerse lo mejor que se pueda en forma.
Con tanta incertidumbre respecto al deporte, los protagonistas del juego también van más allá y comprueban que no es tan simple esperar que «todo pase». El «mientras tanto» obliga a profundizar los valores que en este deporte se inculcan desde que se pisa por primera vez el Club. Es un juego de equipo donde el capitán asume un liderazgo necesario que, en tiempos de adversidad, es fundamental para un plantel. Y Mariano Ferrero así lo entiende, como lo demostró en las temporadas anteriores que tuvo esta grata distinción por parte de sus compañeros.
En diálogo con este medio, así nos contó este momento de cuarentena el capitán Verde:
– Mariano, ¿qué representa para vos haber sido designado nuevamente capitán del plantel superior para este año?.
– Es un reconocimiento muy lindo, así como la vez anterior que me tocó cumplir esta función es algo que me da mucho orgullo. También lo tomo con mucha responsabilidad, implica ayudar y estar presente con muchas otras cuestiones que no están estrictamente relacionadas con lo deportivo, lo tomo como un doble aprendizaje.
– ¿Cómo están manteniendo el sistema de entrenamientos?
– Estamos trabajando a las órdenes del profe Andrés Fertonani, los días lunes de forma individual con una rutina que nos pasa y el resto de los días de entrenamiento con sesiones virtuales todos juntos. Fue todo un desafío porque muchos no teníamos material en casa, pero con el paso del tiempo, y sobre todo estas últimas semanas que se habilitaron algunos comercios, pudimos ir haciéndonos de elementos para que sea más fácil. Si bien no es lo mismo que en condiciones normales, la parte física la venimos trabajando para intentar no perder la base de la pretemporada.
– En lo personal, y tomando en cuenta que los clubes de rugby tienen un gran contenido social, ¿puede ser que las preocupaciones son en mayor medida hoy evaluar el impacto institucional por sobre el deportivo? ¿O creés que es por igual?.
– Sí, por supuesto. El deporte, más si es amateur, considero que en primer lugar tiene una función social y dadas las circunstancias que atravesamos eso adquiere mayor relevancia. Las charlas que en situaciones normales podrían tener que ver con cómo mejorar algún aspecto de juego, o cómo trabajar alguna cuestión deportiva hoy pasan por otro lado, en cuánto a iniciativas sobre cómo colaborar de alguna manera con la ciudad, o incluso cómo manejar esta situación internamente para evitar la desmotivación, los miedos, etc.
– ¿Qué expectativas deportivas tenías y tenían con el plantel superior antes de la Pandemia?
– En principio el objetivo era quedar lo mejor posicionados posible en la fase de reubicación de cara a tener un fixture favorable en la zona campeonato, que es donde se definen los que el año próximo juegan el Top10. La realidad a principio de año también nos marcó que íbamos a estar limitados en cuánto al número de jugadores, más de lo normal, debido a la gran cantidad de bajas que tuvimos, con lo cual antes de que comience el aislamiento estábamos trabajando mucho sobre este último aspecto también.
En lo personal, me había planteado mejorar mucho en la parte física, creo que estos últimos años el deporte fue sumando cada vez más dinámica y sentía que ese era el punto donde tal vez más diferencia tenía en relación a lo que se pretende a nivel de juego, y lo que el mismo nivel te demanda.
– ¿Consideran alguna posibilidad de que se pueda volver a jugar en la parte final del año? ¿ O al menos entrenar?
– Hay alguna versión extraoficial de que se podría armar algo, pero asumimos que son más expresiones de deseo que otra cosa porque hay mucha incertidumbre en todo esto, incluso en cuestiones primordiales a lo deportivo. Hay que tener presente que una vez que se reactive todo va a ser necesario dar un tiempo para volver a retomar y ponerse a tono. Más allá de eso el panorama indica que algo de tiempo quedaría, tal vez no para jugar la competencia completa pero si algún formato reducido. Esperemos que todo salga bien y podamos retomar cuánto antes.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias