Caso "Maxi" Sosa: no hubo trata de personas

Policiales 13 de mayo de 2020 Por Redacción
Sosa Maxi Id 2018
FOTO ARCHIVO - MAXIMILIANO SOSA. Así se lo habría observado en 2018. Al desaparecer tenía tres años de edad.

Todo indica  que la Cámara  Federal de Apelaciones de Rosario, dictó la falta de mérito de tres ceresinos investigados por el presunto delito de trata de personas, en el denominado "Caso 'Maxi' Sosa", por lo cual quedó libre el último de los detenidos, en tanto la abuela del menor y quien por entonces era su pareja,  quedan procesados por sustracción de menores y falsa denuncia, esto en el terreno de la Justicia provincial.

El paso del tiempo dio la razón al fiscal federal rafaelino Federico Grimm, quien en su momento determinó que en la investigación de la desaparición de "Maxi" Sosa no se podía encuadrar el delito de trata de personas, instancia que finalmente culminó con un injusto ( a la luz de lo que ahora se conoce) desplazamiento del cargo.

LO QUE CITA UN PORTAL CERESINO

Bajo el título "Caso 'Maxi': habrían liberado a 'Pantera' Pineda por falta de mérito", el portal Ceres Diario en la mañana de hoy da cuenta de que así lo informaron allegados a Pablo Américo Pineda, tras una definición de una Corte con sede en Rosario.

Agrega el colega que "Pantera" estuvo 8 meses preso en la cárcel de Ezeiza, sindicado como autor de la desaparición de "Maxi" Sosa, pero la Justicia habría determinado que no era la voz de Pineda quien se habría comunicado con Patricia Sayago,  abuela del menor que al desaparecer tenía 3 años de edad.

Concluye el informe citando que la libertad a Pineda se habría otorgado este martes ,y sus allegados declararon en las redes sociales.

TIEMPO DE MEMORIA

Habían transcurrido muchos meses de la desaparición del pequeño "Maxi Sosa desde un sector del  barrio Juan Pablo II de la ciudad de Ceres, en el departamento San Cristóbal de nuestra Provincia, cuando el caso pasó al fuero Federal (a mediados de 2018) posterior a que la fiscal Hemilce Fissore, quien investigó la desaparición junto a sus pares Silvina Verney y Diego Vigo, planteara ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que "había pruebas suficientes para creer que se trata de un hecho de trata de personas", según trascendió por entonces.

Así las cosas, la Policía Federal tiempo después allanó una vivienda del barrio Matheu en Ceres, y detuvo a un hombre en el contexto investigativo de la causa de mención. 

El caso dio un giro resonante un año después, cuando la Agencia de Trata de Personas de Santa Fe realizó entrevistas y escuchas telefónicas que direccionaron sospechas, y terminaron con imputaciones a una abuela del menor, y  su pareja de entonces. 

"La mujer investigada (de 41 años al momento de los hechos) y un hombre mayor de edad (de 37) con el que convivía sustrajeron al menor por entonces de 3 años del poder de su madre sin su consentimiento, lo retuvieron y lo ocultaron para luego desplazarlo a un destino desconocido, por lo cual todavía no se ha podido dar con el paradero del niño", fue la conclusión a la que llegó la fiscal Hemilce Fissore, de acuerdo a una publicación periodística de un medio rosarino.

Y se agregó que pidió entonces el pase de la causa al fuero federal, ante la presunción de un hecho de trata de personas. 

Consecuentemente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le dio la razón, y ordenó que la Justicia Federal de Rafaela investigue la desaparición de Maximiliano Sosa.

A partir de allí, la misma tuvo sus idas y vueltas entre un fuero y otro, hasta que el 7 de junio del 2018 la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que el expediente se radique en el Juzgado Federal de Rafaela. 

Un año después, en julio de 2019  el por entonces fiscal subrogante Federico Grimm declaró la incompetencia al entender que no existía de delito de trata de personas, y el juez Abásolo hizo lugar.

Sin embargo, la declaratoria de incompetencia fue apelada por la defensa de Sayago, a cargo del defensor oficial Marcelo Cerdá, y por tal situación tuvo que intervenir un juez de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. 

Finalmente a principios de septiembre de 2019, el juez Guillermo Toledo no hizo lugar al planteo de Abásolo y dispuso que continúe la causa en el Juzgado rafaelino. 

Un mes después, con la llegada del nuevo fiscal federal, Javier Arzubi Calvo, la causa volvió a cobrar impulso  hasta que ahora, vaya paradoja, desde la  Cámara Federal de Apelaciones de Rosario se da la razón a la conclusión del fiscal Federico Grimm. 

Te puede interesar