La pena que conlleva violar la cuarentena

Policiales 13 de mayo de 2020 Por Carlos Martino Navarro.

El pasado viernes,  el presidente de la Nación comunicó la prórroga del proceso de aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo, medida que se viene llevando a cabo en nuestro país desde el pasado 20 de marzo, como método para combatir la propagación de la pandemia del Covid-19.

Asimismo, se informó el ingreso en la fase 4 de dicho proceso de prevención en la que está incluida la Pcia. de Santa Fe, lo que conlleva cierta flexibilización que debe regular el Gobierno provincial conforme lo resuelto por el Poder Ejecutivo Nacional.

Dentro de esta situación excepcional de aislamiento obligatorio que nos encontramos viviendo los argentinos y en particular los santafesinos, ajustándonos a las medidas dictadas y hoy flexibilizadas, se debe recordar que se mantienen las sanciones que surgen de los tipos penales (art. 205 y 239 del CP) para efectivizar la obligatoriedad de las medidas dispuestas como son; de encierro, declaración jurada de viajeros y denuncia de síntomas compatibles con el Covid-19 a la autoridad sanitaria.

Estas tres situaciones de hecho que determina el decreto adm. 260/20 son diferentes respecto al dec. 297/29, en el primer decreto el sujeto activo (persona que puede efectuar la conducta descripta por el tipo penal) eran solo las personas enfermas o sospechosas, en cambio a partir del dictado del segundo dec. El sujeto activo puede ser cualquier persona, enferma o no.

Conforme surge del Decreto, circular sin permiso se estaría violando en principio “los delitos del art. 205, 239 y concordantes del CP”. Sin embargo debemos hacer algunas aclaraciones al respecto; Respecto de la expresión genérica "concordante del CP", es contraria a los principios generales del CP como el de: legalidad, taxatividad y culpabilidad sin aplicación práctica alguna.

Con relación al art. 239 del CP se debe hacer una segunda observación técnica donde entiendo que es incorrecta su mención, ello en razón que dicho articulado referencia a dos situaciones de hecho no tiene nada que ver con las conductas que se quiere penar y la finalidad requerida en el Dec. como es el aislamiento para la no propagación del virus.
Con relación al art. 205 del CP, la figura prevé "el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia". 

Estas medidas adoptadas por la autoridad competente que menciona el tipo penal, son las acciones prohibidas establecidas por el PEN en el dec 297/20. Con relación a éste delito, el mismo puede realizarse por cualquier persona, excepto las que están autorizadas por el propio decreto, de forma dolosa (conoce la prohibición y la lleva adelante), siendo un delito de peligro abstracto.

Esta última característica del delito, es importante destacar porque son discutidos en doctrina por su dudosa constitucionalidad, al no acarrear un peligro concreto al bien jurídico protegido, en este caso la Salud pública, sino que es un peligro potencial que de forma preventiva conforme estadísticas el legislador previó una posible lesión a un bien jurídicamente protegido.

En síntesis, más allá de la dudosa constitucionalidad de los delitos de peligro abstracto como es el art. 205 del CP y a pesar de la flexibilidad que fue declarada, se debe hacer hincapié que esta nueva etapa que comenzamos a vivir, conlleva necesariamente permisos de la autoridad administrativa para poder circular y romper con el aislamiento de forma determinada (lugar y horario), caso contrario se configurará el tipo penal que hemos analizado debiendo ser imputados del delito que acarrea la pena de 6 meses a dos años de prisión.          

 

Carlos Martino Navarro.

Abogado (UNC) Mat. 5-431
Especialista en Derecho Penal.

Te puede interesar