La UNRaf desarrolla un ciclador para soporte respiratorio

Locales 09 de abril de 2020 Por Redacción
Se trata de un dispositivo de asistencia respiratoria que puede suplir algunas de las funciones de un respirador artificial, con un costo mucho más bajo. Puede ayudar a los servicios de salud a hacer frente a un pico de pacientes con insuficiencia de este tipo. Este diseño es el resultado del trabajo de esta Universidad Pública, con el aporte del Grupo INBIO y el CenTec Rafaela con apoyo del Gobierno de Santa Fe. Representa una importante acción de articulación institucional entre el sector público y privado de la ciudad de Rafaela, orientada a la innovación para el desarrollo de la comunidad.
Ver galería Ciclador 01
1 / 2 - FOTO PRENSA UNRAF - La UNRaf desarrolló este dispositivo en conjunto con el CenTec Rafaela y el Grupo INBIO con el apoyo del Gobierno de Santa Fe.

La Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf) lleva adelante el diseño, prototipado y ensayo de un ciclador automático capaz de ser producido en un corto plazo a partir de suministros que son, casi en su totalidad, de industria nacional y elementos estándares de uso sanitario. De esta manera la casa de altos estudios, a través de su Centro de Investigación Aplicada UNRaf Tec, responde a la demanda nacional de desarrollar dispositivos de soporte para pacientes con insuficiencia respiratoria por coronavirus.

La iniciativa fue impulsada por el Rector, Dr. Rubén Ascúa, quien habilitó todos los medios e instrumentos para que esta Universidad se aboque a atender la emergencia en un trabajo sinérgico entre las universidades públicas, el sector salud, actores sociales y productivos. “La UNRaf no puede mantenerse ajena a este problema que enfrenta nuestra sociedad. Las Universidades Nacionales como actores fundamentales del Estado, debemos poner a disposición de la sociedad todas nuestras capacidades para mitigar los efectos de esta pandemia”, subrayó Ascúa.

UNRaf Tec es el centro de investigación aplicada de esta casa de estudios creado para la inserción universitaria en el sistema social y productivo de Rafaela y la región. Tiene entre sus objetivos, diseñar y gestionar iniciativas de investigación, investigación aplicada y experimental, desarrollo e innovación. También, se propone impulsar proyectos de prototipos o pruebas piloto en diversas áreas de especialización y realizar prestaciones de servicios y transferencias tecnológicas.

De esta manera, la UNRaf avanza en las etapas de desarrollo y prueba del ciclador con los aportes fundamentales del Grupo INBIO y el CenTec. Este proyecto, concebido a partir de una alianza estratégica de estas tres instituciones de Rafaela, cuenta con el apoyo de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Santa Fe.

EL CICLADOR

Para apoyar el ciclo de respiración de pacientes con insuficiencia respiratoria es necesario asegurar condiciones de presión y de flujo que no son posibles manualmente. El ciclador automático le permite al médico configurar esas variables en función de las necesidades puntuales del paciente y así sostener su ciclo respiratorio. Este es un dispositivo que puede suplir algunas de las prestaciones de un respirador artificial, una opción muy valorada cuando los respiradores no son suficientes. 

“Algo fundamental en un ciclador es que el circuito asegure que el aire que entra está debidamente filtrado para evitar cualquier contaminación y, sobre todo, que el virus no sea aerolizado, es decir, que se lo filtre para que no se libere al ambiente”, explicó Luis Silva, investigador del Centro de Investigación Aplicada UNRaf Tec y del CONICET, quien coordina el proyecto.

Ciclador 00

Para garantizar que los materiales y elementos que entran en contacto directo con la persona hospitalizada –el circuito paciente- sean seguros, el equipo trabajó con elementos estándares, ya probados para ese uso. “Esto nos da la seguridad de que todos los elementos, como mangueras y válvulas, ya cuentan con una certificación de ANMAT y no generan riesgo para el paciente”, subrayó Silva.

Por fuera de este “circuito paciente”, el ciclador cuenta con un circuito electromecánico que es el que permite la configuración de los parámetros por parte del médico y realiza el movimiento que comprime y expande un almacenador flexible -es una vejiga hecha de un polímero especial también llamada AMBU- del circuito paciente. De esta forma no hay interconexión entre las partes electromecánicas y las partes médicas.

En el marco del proyecto, se generó también un banco de pruebas para testeo del prototipo para lo que se diseñó un circuito neumático que emula la respuesta de pulmones humanos. “Estamos probando y ajustando la respuesta electromecánica para garantizar la adecuada configuración de las curvas de presión y flujo”, detalló Silva.â—„

Se adjuntan fotografías. Epígrafe sugerido: La UNRaf desarrolló este dispositivo en conjunto con el CenTec Rafaela y el Grupo INBIO con el apoyo del Gobierno de Santa Fe.

 

Te puede interesar