El Presidente sumó el apoyo de gobernadores para extender el aislamiento, pero flexibilizado

Nacionales 08 de abril de 2020 Por Redacción
Desde la residencia de Olivos, el mandatario se comunicó mediante videoconferencia con los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la situación de cada distrito.
BUENOS AIRES, 8 (TELAM).- El presidente Alberto Fernández sumó este martes el respaldo de los 23 gobernadores y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para extender el aislamiento por el coronavirus y flexibilizar "de a poco" algunas actividades a partir del próximo lunes 13, aunque advirtió que "hay que evitar el relajamiento" con la medida.
Fernández se comunicó con los mandatarios provinciales, entre ellos el santafesino, Omar Perotti, mediante videoconferencia desde la residencia de Olivos y les indicó que el período de cuarentena "va a seguir" después de Semana Santa, según indicaron a Télam fuentes oficiales.
Durante el intercambio, el jefe de Estado consignó que las restricciones se irán flexibilizando "de a poco" y le pidió a los gobernadores "aunar criterios" al respecto para "no tirar por la borda el esfuerzo" invertido desde el 20 de marzo, cuando se anunciaron las restricciones. También les solicitó que "estudien" el sistema de transporte público en sus distritos para garantizar que "se use al mínimo".
Las fuentes señalaron a esta agencia que el mandatario expresó además que "hay que evitar el relajamiento con la cuarentena" porque "todavía no se termina de tomar dimensión del estado real de situación" a raíz de la enfermedad.
Los gobernadores, por su parte, brindaron su apoyo a la posición del jede de Estado, añadieron portavoces oficiales.
El Presidente estuvo acompañado en forma presencial por Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, además de los ministros del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y de Salud, Ginés González García, entre otros funcionarios.
También se analizó un plan destinado a preservar la salud de los adultos mayores, que son parte de la población de riesgo de la enfermedad. En ese aspecto, Fernández pidió "concientizar" a esa franja etaria y aseguró que "ante cualquier mecanismo, de ningún modo va a ser flexibilizada la cuarentena para los adultos mayores porque, cuanto más los aislemos, mejor será".
Por su parte, Kicillof y Rodríguez Larreta coincidieron en "aislar a la franja más sensible", por lo que plantearon que resulta necesario "adaptarse y ser flexibles a las realidades de cada provincia para lograr un aislamiento absoluto" de los adultos mayores, incluso si se necesitaran "medidas adicionales".
Rodríguez Larreta afirmó a su vez que el aislamiento por el coronavirus "continuará" pero aclaró que el Presidente dará los detalles al respecto, y anunció que este jueves comenzará en la ciudad de Buenos Aires la vacunación antigripal de adultos mayores de 65 años en 80 centros especiales.
El Presidente se había reunido con los 24 mandatarios el 19 de marzo pasado, también en Olivos, horas antes de anunciar el aislamiento obligatorio que se cumplió el 31 de marzo y fue prorrogado hasta el domingo 12.

COMITE DE CRISIS 
CON LA UIA Y LA CGT
En una reunión encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Gobierno comenzó a evaluar junto a dirigentes de la CGT, la UIA y la CAC los primeros pasos de la salida progresiva de la cuarentena obligatoria para el desarrollo de algunas actividades productivas a partir del próximo lunes.
Al terminar el encuentro, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, y el secretario general de la CGT, Héctor Daer, remarcaron que se trató de una reunión en la que se habló de "cómo será el día después" de la cuarentena, sin abordar el tema de los despidos y suspensiones que realizaron algunas empresas como Techint, McDonalds y Burger King.
"La reunión fue más que nada para ver el día después, no de los problemas puntuales que estamos teniendo ahora. Se trató de que nos explicaran las restricciones que van a haber la semana que viene", expresó Acevedo en declaraciones a la prensa tras finalizar el encuentro en Casa Rosada.
"Muchos de nosotros no pensábamos que iban a haber esas restricciones", agregó el dirigente industrial, que evitó dar detalles sobre cuáles serán esas restricciones.
Daer, en tanto, subrayó que sí se habló de "horarios escalonados" en los trabajos para evitar aglomeraciones en los transportes públicos. "No se va a levantar la cuarentena, sino que vamos empezar a volver actividad en algunas actividades y sectores puntuales. Todos somos conscientes de que esto es un día a día permanente", señaló el dirigente gremial.

INFORMES TÉCNICOS
Por pedido del Gobierno, las diferentes cámaras empresariales del país realizarán una serie de informes técnicos que serán tenidos en cuenta para la puesta en marcha del plan de salida progresiva de la cuarentena obligatoria. Así se determinó en la reunión en Casa Rosada en las que participaron miembros del Gobierno, dirigentes industriales y sindicalistas.
Si bien fue solo la primera reunión y aún no se detalló qué actividades volverán a operar después del 13 de abril, la construcción es una de las que retomará su actividad, según ratificó el secretario de la CGT Héctor Daer.
Para diagramar la hoja de ruta de salida de la cuarentena, el Gobierno pidió a las cámaras empresariales, representadas por el titular de la UIA Miguel Acevedo, entre otros dirigentes, que realicen informes técnicos "sector por sector" con una serie de datos que serán tenidos en cuenta por el Poder Ejecutivo.
Entre otras cosas, estos informes deben indicar cuántos trabajadores moviliza cada actividad, cuántos de ellos forman parte de grupos de riesgos, a qué porcentaje se puede trabajar para mantener las medidas de prevención de salud y al mismo tiempo recuperar algo de actividad, así como también balances de pérdidas que genera el parate económico.
En ese sentido, Acevedo explicó que no se trata de "propuestas que les llevan al Gobierno", sino de "herramientas para que el Gobierno tome las decisiones" correspondientes.
Según remarcó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, la actividad industrial se encuentra detenida en un 60%, lo que implica una profunda recesión en la mayoría de los sectores.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar