El rafaelino Colidio, su sueño de Boca y los consejos de Icardi

Deportes 01 de abril de 2020 Por Redacción
El delantero surgido en Atlético de Rafaela, hoy en el Sint-Truidense de Bélgica reconoce que es una cuenta pendiente regresar a la Bombonera, destaca el rol de Riquelme y aspira a afianzarse en Italia.
FOTO WEB SUEÑA CON VOLVER./
FOTO WEB SUEÑA CON VOLVER./

El rafaelino Facundo Colidio, con inicios en Atlético de Rafaela, era una de las grandes promesas de las divisiones inferiores de Boca, club al cual emigró para jugar en los torneos de AFA. Con pasado en las selecciones juveniles, lo vino a buscar el Inter de Italia y terminó marchándose a cambio de ocho millones de dólares sin haber debutado en Primera. En una entrevista con TyC Sports, habló de cómo vive el coronavirus, recordó su infancia, contó anécdotas y expresó sus deseos de regresar al Xeneize y afianzarse en Italia.

- ¿Cómo llevás la situación actual con respecto al coronavirus?

- Estamos preocupados con mi novia más que nada por el tema en Argentina. Nosotros acá estamos un poco más tranquilos. Si bien en Bélgica se puede salir a la calle, nosotros lo evitamos. Los casos van aumentando, hay mil por día aproximadamente.

- ¿Cómo es un día hoy en tu vida?

- El club nos manda rutinas. Me levanto tipo 10 de la mañana. Desayunamos, almorzamos y salgo a correr por la tarde. Ahora me llegó la cinta y no voy a salir más, que era algo que quería por prevención, ya que en los parques hay mucha gente. Y luego de la parte aeróbica, realizo alguna rutina de gimnasio.

- ¿No dudaste cuando te vino a buscar el Inter con 8 millones de dólares por tu pase?

- En Boca me estaba yendo muy bien, aunque estaba en reserva y el titular era Marcelo Torres (hoy en Chipre). Y me llegó esta oferta. No lo podía creer, es el sueño de cualquier chico jugar en un grande de Europa. Era muy difícil decirle que no. Si lo rechazaba no me lo iba a perdonar. El club lo entendió y no tuvo inconvenientes, no puso obstáculos como para que yo pueda salir.

- ¿Antes de ir a Bélgica es cierto que estuviste cerca del Newcastle?

- Es real. Estaba muy cerca, pero no se terminó dando porque entre los clubes no se pusieron de acuerdo. Y al cerrar el libro de pases en Inglaterra, apareció esta chance.

- ¿El parate te perjudicó porque justo estabas agarrando ritmo de competencia?

- Los primeros meses no me tocó jugar por diferentes cuestiones. Empecé el año de la mejor manera, haciendo goles, sintiéndome mucho más cómodo. Extrañaba el hecho de jugar y ahora esto no me ayuda, más allá que es necesario para el mundo entero.

- ¿Es cierto que dormías con una pelota de chico?

- Es verdad. Dormía siempre con la pelota en la cama o abajo. Y apenas me levantaba era lo primero que agarraba.

- ¿Te gustaría volver a Boca en un futuro?

- Me tocó dos veces jugar en la Bombonera. Una de ellas fue un preliminar con mucha gente en la cancha y era algo increíble. Siempre digo que me gustaría volver y cumplir el sueño de jugar en la Bombonera.

- ¿Cómo fue jugar casi un año a la par para Atlético de Rafaela y Boca cuando eras chico?

- Pensándolo a la distancia hoy te digo que era muy loco. Yo estaba en Rafaela y Boca me convocaba. El sábado por ejemplo jugaba para Atlético y luego me acompañaba mis viejos y el domingo jugaba para Boca. Eso pasó varias veces durante el 2013. En diciembre de ese año, me tocó disputar un torneo para Boca en Córdoba y ahí tenía en la cabeza ir al club. Antes, no quería estar en la pensión porque no me sentía preparado.

- ¿Qué recordás de tu tiempo en la pensión?

- Hay millones de anécdotas, pero tengo presente una: estábamos en la habitación con Manuel Roffo (tercer arquero del plantel de primera) y le hicimos una joda a un compañero de otra habitación ya que nos hicimos pasar por periodistas de una radio que queríamos entrevistarlo porque el día siguiente enfrentábamos a River. Llamamos desde nuestro teléfono y era muy gracioso ver lo nervioso que estaba. No sabía qué responder. Lo llamativo era que el compañero de habitación de ese futbolista sabía del chiste, era nuestro cómplice.

- ¿Cómo fue tu relación con Mauro Icardi y Lautaro Martínez?

- Los dos se comportaron muy bien desde que llegué a Inter. Compartí concentración y entrenamientos. Y también me tocó estar en el banco cuando Mauro volvió a jugar después del conflicto. Me daban muchos consejos en el día a día, cosas que uno no se daba cuenta y cometía errores de distraído. Y en cuanto a lo futbolístico, aproveché para mirar sus movimientos, ya que soy muy tímido y no me daba para pedirle consejos, no quería joderlos.

- ¿Te gustaría quedarte en el Inter en junio?

- Ojalá pueda, pero eso lo decidirá el club. Yo estoy para lo que ellos deseen. Si ellos prefieren que sume más experiencia, bienvenido sea.

- En el título que Boca le ganó a River en la última fecha, ¿cuánto creés que ayudó la figura de Román para sacarle presión al plantel?

- Primero te cuento que no tuve la suerte de conocerlo a Riquelme, pero estoy seguro que le aportó muchísimo al club porque ha sido un enorme jugador y creo que parte de este título es suyo y le va a dar más aún a la institución.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias