Murió la mujer que fue quemada por su hijo

Policiales 01 de abril de 2020 Por Redacción
EL HECHO OCURRIO EN BELLA ITALIA HACE 21 DIAS

Por Javier Alfonso, (Redacción LA OPINION). - Una mujer de 39 años, llamada Romina Ester Leiva, quien había sufrido graves quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo -en rostro, tórax, brazos y pierna izquierda- en el marco de una pelea familiar en su domicilio de calle Córdoba al 100 de Bella Italia, falleció a las 17 de la víspera producto de las graves heridas sufridas, en el Hospital “José María Cullen” de la capital provincial, después de haber permanecido internada en terapia intensiva desde el 11 de marzo pasado.
El trágico desenlace tuvo como origen una violenta pelea familiar provocada por su propio hijo - Miguel Ángel José B. de 23 años- quien intentó incendiar con combustible el auto de la pareja de su madre, siendo que parte de este líquido se derramó asimismo sobre el cuerpo de la mujer, por lo cual fue presa de las llamas.
Cumplidos ayer exactamente 20 días de ocurridos los hechos, y tras una ardua pelea del equipo médico que la atendió, Romina dejó de existir en el hospital central de la capital provincial.
La causa penal se movió rápidamente. Horas después de ocurridos los hechos y con el autor del suceso identificado y aprehendido por la policía de Frontera, la fiscal Dra. Angela Capitanio imputó al hijo de Romina por el delito de “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género, en grado de tentativa", un tipo penal que se puede equiparar al de “femicidio en grado de tentativa”, sin existir ningún tipo de atenuante para su autor como podría haber sido la emoción violenta o haber actuado bajo el efecto de estupefacientes, por citar algún ejemplo.
Se desprende de lo dicho que ahora, con Romina Leiva fallecida, desapareció de la calificación penal el grado de “tentativa”, por lo que su hijo deberá enfrentar atribuciones delictivas con penas mayores al haberse consumado el homicidio.
Miguel Ángel José B. se habrá enterado de la penosa noticia dentro de su lugar de detención ya que se encuentra cumpliendo prisión preventiva sin plazos, según lo determinado por el juez de investigación penal preparatoria Osvaldo Carlos en la audiencia de medidas cautelares.

EL HECHO
Sobre lo sucedido aquella noche, la pareja de su madre había dejado estacionado su automóvil Renault Clío de color gris en un sector interno de la vivienda.
Al llegar a la morada y ver el automóvil, Miguel B. de 23 años en primer lugar habría rociado con nafta el automóvil de la pareja de su madre, rodado que según el dijo posteriormente fue comprado con dinero de su progenitora.
Romina escuchó ruidos de que algo estaba ocurriendo afuera de la casa, por lo que decidió salir, viendo a su propio hijo arrojándole nafta al auto con un bidón. Ella quiso impedirlo y mediar en la situación entre su hijo y su pareja, y entonces Miguel B. –se investiga si fue con dolo o no- roció con nafta también a ella y luego arrojó un fósforo encendido. Segundos después el fuego ya había tomado la ropa de Romina y luego su cuerpo; y también la parte trasera del automóvil.
De inmediato, muy malherida, cargaron a Romina en el auto y se dirigieron al Hospital “Jaime Ferré” quien luego derivó a Romina al Cullen provincial, hospital de mayor complejidad.
La Policía secuestró en el lugar del hecho dos bidones plásticos de 5 litros cada uno, y otros elementos que exhibían el accionar del fuego, interviniendo en la investigación la Unidad de violencia de Género, Familiar y Sexual (GeFaS), en la persona de la Dra. Angela Capitanio.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar