El hijo de Chiqui Tapia es el nuevo presidente

Deportes 28 de marzo de 2020 Por Redacción
BARRACAS CENTRAL
El hijo de Chiqui Tapia se retiró del fútbol a los 23 años para ser presidente de Barracas Central, el club que su padre presidió durante casi 20 años. El traspaso familiar del mando del Camionero tiene otro dato que lo hace más curioso: Matías Tapia se convirtió en el presidente más joven del fútbol argentino (hoy con 24 cumplidos en enero).
Tapia era defensor y formó parte del plantel que ascendió a la Primera Nacional. Pero hace cuatro meses colgó los botines porque jugaba muy poco y decidió emprender esta nueva función dentro del fútbol, con otra responsabilidad, y con el objetivo de mantener a Barracas Central en la segunda categoría (hasta que se suspendió el fútbol estaba peleando el descenso).
Desde el 3 de enero de este año, Matías Tapia es el flamante presidente, luego de una asamblea de socios que se realizó en la sede social de Olavarría y Luna, detrás del estadio de Huracán.
Durante la presidencia de Claudio Tapia, el Guapo fue subiendo escalones desde la C hasta la Primera Nacional. El estadio lleva el nombre del actual presidente de la AFA. Además, otro dato: el otro hijo de Chiqui, Iván Tapia, sigue formando parte del plantel profesional.
Desde chiquito recorre el club, las tribunas y la cancha. Tenía 5 años cuando Chiqui asumió la presidencia en 2001. Ahora es él quien llevará las riendas y tendrá que tomar decisiones en una institución humilde pero que ha tenido un gran impulso en los últimos años.
Matías siempre tuvo que llevar la carga de ser el hijo del presidente del club (desde hace tres años también de la AFA) y el nieto de Hugo Moyano, ya que su mamá es hija del sindicalista.
"Jugamos con nuestra mochila. Cada partido que jugamos en inferiores, reserva o primera llevás un apellido que se comenta mucho. Si te la dan tus compañeros es porque lo hacen a propósito y si hacés las cosas mal es porque sos el hijo de Tapia. Fue una mochila pesada, desde el primer momento sabíamos que teníamos que lidiar con eso, era un obstáculo más. Ser un Tapia es más complicado de lo que muchos piensan", declaró hace dos años cuando Barracas Central jugaba en la B Metropolitana y él ya era futbolista profesional.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias