SOLICITADA

Locales 27 de marzo de 2020 Por EUCLIDES JOSE ROSSI
Ante esta PANDEMIA, circunstancia extraordinaria que a todos nos toca atravesar,  se generan hechos inconcebibles e impensados  con la sola intención de generar “noticias”, las que previa a su publicación debieran ser “chequeadas” para corroborar su veracidad y evitar un malestar generalizado o si se quiere “otra grieta más” entre ciudadanos.  
Ante esta PANDEMIA, circunstancia extraordinaria que a todos nos toca atravesar,  se generan hechos inconcebibles e impensados  con la sola intención de generar “noticias”, las que previa a su publicación debieran ser “chequeadas” para corroborar su veracidad y evitar un malestar generalizado o si se quiere “otra grieta más” entre ciudadanos.   Hoy me toca hablar y explicar ciertas situaciones, como presidente del Consejo de Propietarios del Edificio SanCor de esta ciudad, con mis 85 años,  porque es donde resido casi desde su inauguración, y en donde supuestamente se desencadenaron una serie de hechos contra una familia de la que solo una de ellas vive en el edificio, situación que no es cierta y niego desde todo punto de vista. Desde la conducción del Consejo, hace semanas que con sus integrantes venimos monitoreando esta situación de Emergencia Sanitaria generada por el virus COVID-19 y trabajando fuertemente sobre la base del DECRETO 297/220, activando, con la debida premura,  un “Protocolo Sanitario” de actuación preventiva para toda aquella persona que viva o ingrese al edificio. Hemos trabajado, y continuamos haciéndolo a distancia, en medidas concretas para mitigar los efectos de la pandemia que podría afectar por su SITUACION DE VULNERABILIDAD DE CONTAGIO a las personas añosas (mayoría en el edificio), familias con hijos, hipertensos diabéticos, con dolencias respiratorias, etc. que viven en la torre. A ello, días pasados se adicionó la permanencia en el edificio de  tres personas (solo una reside con habitualidad en éste) hasta que cumplan con su aislamiento obligatorio ya que habían viajado al exterior y regresado al país en transporte aéreo;  situación que comenzó con su ingreso (con barbijo y guantes) pero SIN AVISAR A NADIE del Consorcio, impidiendo con su proceder extremar  protocolo de sanidad ya que no se pudo desinfectar a ellos ni sus pertenencias, utilizando en ambos ascensores sin tomar la precaución de hacerlo escalonadamente y en uno solo, y a lo que se sumó, que dejaran en un espacio en común y en horas de la madrugada sus bolsas de residuos en otra mayor y abierta; todas situaciones que infringen con cualquier prevención sanitaria. Ante tamañas IRREGULARIDADES se debieron tomar las precauciones y medidas necesarias en pro de quienes habitan en el edificio, y es obvio que estas situaciones generaron el descontento del resto de los residentes del edificio; pero NUNCA SE LE IMPIDIO EL INGRESO A PERSONAS CON MOTIVO JUSTIFICADO y menos aún si tienen la tarea de asistir.                                                              Por favor, es momento de guardar la TRANQUILIDAD, AISLAMIENTO, y desde el órgano al que represento no estamos dispuestos a impulsar acciones generadoras de conflictos que carezcan de estudio, previsión y planificación, una correcta administración impone extremar la prudencia, la responsabilidad y la seriedad ya que está en juego ni más ni menos, que el futuro de la humanidad.                                                                    Agradeceré su comprensión, y en medio de la pandemia que atraviesa el mundo, vecinos de Rafaela necesitamos estar UNIDOS y no ser generadores de denuncias con cierto beneficio personal y tergiversadoras de la realidad.

 EUCLIDES JOSE ROSSI                                                   DNI nº6.280.116                                                                                                                                                Presidente del Consejo Propietarios del Consorcio SanCor V - Rafaela

Te puede interesar