"Por ahora la llevamos bien"

Deportes 25 de marzo de 2020 Por Redacción
La sunchalense Paula Ormaechea describió la situación en Italia que atraviesa junto a Luciano De Cecco
FOTO REDES SOCIALES/LA NACION ENTRENAMIENTO CASERO./ Luciano De Cecco y Paula Ormaechea.
FOTO REDES SOCIALES/LA NACION ENTRENAMIENTO CASERO./ Luciano De Cecco y Paula Ormaechea.
Su vuelta al equipo argentino de Fed Cup el mes pasado, con buenos resultados, parece haber quedado lejos. La sunchalense Paula Ormaechea y su marido, el jugador de voley Luciano De Cecco, son dos de los tantos deportistas argentinos radicados en Europa.
El diario La Nación publicó hace pocos días una entrevista, donde la tenista contó desde Perugia (Italia) la dura realidad que se atraviesa con la Pandemia del coronavirus.
Antes de quedar, prácticamente, encerrada, Ormaechea jugó su último torneo en Anatolya, Turquía, durante la primera semana de marzo. "Para llegar fue de terror. Justo el día que viajaba se suspendieron los vuelos desde Italia a Turquía, tuve que viajar por Alemania, perdí un día y cuando llegué a Antalya y mostré el pasaporte italiano cinco policías me sacaron de la fila, me tuvieron 45 minutos haciendo preguntas, incluso con médicos. Pensé que me iban a mandar de vuelta. Fue una locura. Pasé porque llegué a esa ciudad turca, que tiene un aeropuerto chico, pero si era en Estambul seguramente no me dejaban pasar. Después que pasó todo [perdió en la 1ª ronda], no podía creer que hubiera hecho ese viaje, con la plata que gasté, pero tenía ganas de jugar, había entrenado bien. Después tenía planificado viajar a Brasil para unos torneos, pero menos mal que no viajé porque se cancelaron y hubiera gastado una fortuna sin sentido. Son cosas que pasan", expresó en la entrevista inicialmente en cuanto a su última experiencia deportiva.
Luego, ya específicamente sobre el día a día relacionado al coronavirus, la N° 260 del ranking WTA mencionó que "vamos al supermercado, aunque tratamos de salir sólo si necesitamos cosas urgentes, porque el mercado es el peor lugar de contagio. De hecho, creo que el primer caso de coronavirus en Perugia fue el de una cajera de supermercado. Lo bueno es que no está faltando mercadería; reponen todos los días. La gente, en ese sentido, está tranquila. No hay paranoia, al menos hasta ahora. Igual, dicen que el pico de contagios todavía no llegó. Con Luciano decíamos: 'Lo que va a aumentar el alcohol en gel en Argentina'. Acá eso no pasa: encontrás gel y al mismo precio de antes. En la calle están haciendo controles policiales y están poniéndose estrictos. La única manera de frenar el virus es estando en casa. Puede ser aburrido, pero peor sería estar contagiado y tener que recuperarse".
En cuanto al entrenamiento que realizan para mantenerse lo más posible en forma, explicó que "tenemos un aparato de ejercicios isoinerciales para prevenir lesiones, hacemos todo lo que se puede con gomas y sogas, también entrenamiento TRX. La idea es tratar de no parar, porque ni bien se resuelva todo hay que estar lo mejor posible. Yo no puedo jugar al tenis, Luciano no puede jugar al voley, entonces simplemente hacemos algo de actividad física y nada más. Lamentablemente acá no tengo ni un paredón para pegarle con la pelotita; la raqueta está completamente guardada. Por ahora la llevamos bien. Luciano es más tranquilo, pero yo necesito moverme. A él y a sus compañeros les hicieron estudios; en estas horas tuvieron una videoconferencia, hablaron la posibilidad de empezar a entrenarse de dos y con controles médicos, en el gimnasio. A ellos le interrumpieron el campeonato y la Champions League y es incierto cuándo se van a reiniciar. No saben nada".
Además, consultada sobre sus afectos en Argentina y la incertidumbre por este momento, señaló que "nos mantenemos en contacto todos los días. Mis padres están en Sunchales. Mi mamá está súper preocupada. Uno, lo que hace, es recomendarle cosas por lo que ya estamos viviendo. Con todos los que hablo en Argentina les digo: 'Vayan delante de lo que está pasando y empiecen a cuidarse'. A todas las amigas y compañeras de tenis que tengo les cuento lo que hacen acá. 'No lo tomen a la ligera, hagan lo mejor que puedan, resguárdense por ustedes y sus abuelos', les digo, tratando de dar algún consejo".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar