Paradigma de sabiduría

Notas de Opinión 24 de marzo de 2020 Por Dr. Osvaldo Dalmasso
MARIO BUNGE

Mario Bunge murió el 24 de febrero último a los 100 años de edad, pero su obra vivirá para siempre. Fue un verdadero paradigma de sabiduría. ¿Qué es la sabiduría? En pocas palabras, consiste en "el conocimiento y los sentimientos puestos al servicio del bien". El Conocimiento de Bunge coincidía con la “Episteme” de los griegos, que se basaba en la verdad, demostrable con pruebas contundentes o científicamente. Rechazaba la “Doxa” o creencias comunes u opiniones. Sus bases de conocimiento estaban asentadas sobre una mente brillante y una personalidad muy sólida. Esta última se caracterizaba por su curiosidad constante (generadora de su pensamiento crítico), una percepción aguda de la realidad, un temperamento y carácter concordantes en fortaleza, una voluntad inquebrantable y un pensamiento muy lúcido y ordenado. El decía además que: “La pasión es la que azuza, motiva a la razón. Existe la pasión intelectual, pasión por entender, pasión por las ideas, por explicar, por interactuar con otros, tratando de entender y de expresar a otros. Yo tengo esa pasión, siempre la he tenido, desde la adolescencia”. Fue filósofo, físico, matemático y humanista. Sostenía lo siguiente: “Yo no creo que haya límite entre la ciencia y la filosofía, se solapan parcialmente”. 
El segundo componente de la sabiduría, los Sentimientos, se canalizaban en su vocación por mejorar las realidades sociales humanas a través de la política. Para ello encontró en el socialismo el ámbito apropiado y siempre pensó y trabajó en esa línea. 
No obstante sostenía que “el socialismo nunca triunfó ni fracasó en el mundo porque nunca se aplicó”. Vemos que todos los grandes sistemas que se llaman “socialismo” en el mundo, son máscaras del verdadero socialismo, porque terminan siendo dictaduras capitalistas para beneficio de unos pocos, es decir oligarquías. Por ejemplo el comunismo ruso, actualmente dirigido por el multimillonario Putin o el maoísmo chino, con todas sus aberraciones o la revolución cubana, con Castro a la cabeza que murió con una fortuna incalculable o los llamados socialismos del siglo 21 con Chávez y Maduro como líderes en igual situación y podríamos citar múltiples ejemplos más.
Además existe una prueba contundente de su verdadero sentido de lo que significa “justicia social” cuando en el año 1939, cuando Bunge tenía solamente 19 años de edad, fundó en Buenos Aires la Universidad Obrera Argentina, con el fin de elevar auténticamente el nivel cultural de la clase obrera. Llegó a tener más de mil alumnos pero luego fue absorbida por el peronismo y terminó cerrada por la inoperancia de la burocracia y politización del régimen. “Yo propongo una democracia sui generis, una democracia integral, no sólo política, sino económica, cultural y cooperativa”, decía.
El tercer elemento de la sabiduría, el Bien, lo encontramos en Bunge en la forma intensa conque trabajó con la ética. En primer lugar la Libertad, uno de los bienes esenciales de los valores éticos; sus ideas y acciones (nunca violentas), le ocasionaron persecuciones, encarcelamientos y, finalmente, el autoexilio. También el Orden, que nos permite ser libres, ya que sin él somos esclavos del desorden. Sostenía que todo en la naturaleza está organizado en sistemas, donde las propiedades del todo son superiores a la suma de las propiedades de sus partes. Por eso fue modelando todos los aspectos de su vida según estos conceptos.
Era muy disciplinado y responsable y encontraba la felicidad en la satisfacción del deber cumplido al concluir sus proyectos, luego del esfuerzo de crear y hacer, tanto en la docencia, en sus múltiples conferencias y entrevistas, como en la escritura de sus libros, que son más de setenta. Defensor de la justicia, la verdad, la paz y la solidaridad, fue también un humanista secular íntegro.
Por todo eso y mucho más, podemos afirmar categóricamente que Mario Bunge y sus obras, son ejemplos de Sabiduría.

(*) [email protected]

Te puede interesar