Expectativa y ansiedad en una agitada jornada en Olivos

Nacionales 20 de marzo de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
BUENOS AIRES, 20 (NA).- La expectativa y la ansiedad fueron protagonistas ayer durante la espera en las inmediaciones de la Residencia Presidencial de Olivos, donde se centraron los anuncios que realizó el Gobierno nacional, a última hora, para enfrentar la pandemia del coronavirus.
Pasadas las 15:00, los primeros medios de comunicación comenzaron a llegar a la Quinta Presidencial, que horas más tarde sería el escenario desde el que el presidente Alberto Fernández comunicaría a los argentinos y argentinas la decisión de una cuarentena generalizada hasta el 31 de marzo.
El clima de la espera por momentos se tornó confuso, ya que mientras se esperaba con preocupación el detalle de las medidas que finalmente cambiarían la vida de los argentinos durante los próximos días, varios runners circularon por las inmediaciones de la Residencia Presidencial sin mayores inconvenientes.
En contra cara, varios vecinos del vecindario se acercaron a pedir información a los periodistas que se encontraban a la espera de las resoluciones que se conocerían luego de la reunión del jefe de Estado con los gobernadores.
A las 16:30 comenzaron a arribar los gobernadores, siendo los primeros Gerardo Morales (Jujuy) y Arabella Carreras (Río Negro), a los que se fueron sumando el resto, salvo Raúl Jalil (Catamarca), que asistió por videoconferencias.
El bonaerense Axel Kicillof arrancó a distancia, pero se sumó al final para pararse junto a Fernández en el atril de la sala de conferencias, junto a Morales, Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) y Omar Perotti (Santa Fe).
Pasadas las 19:00, los cronistas comenzaron a ingresar a la sala de conferencias de Olivos y a uno por uno se le midió la temperatura.
La espera se extendió hasta las 21:00, cuando el Presidente transmitió calma a los argentinos, pero les solicitó cumplir con la cuarentena para enfrentar la pandemia.
En su mensaje a la población, Alberto Fernández se manifestó con la seriedad que el tema amerita, pero sin transmitir una sensación de caos.
El jefe de Estado pidió la ayuda de todos los argentinos, y cerró su discurso llamando a la solidaridad de todos para cumplir con la cuarentena: "Hay que exigirle al vecino que se quede guardado en su casa".
En las primeras filas del auditorio se ubicaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el asesor presidencial Juan Manuel Olmos, y los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Agustín Rossi (Defensa) , Marcela Lisardo (Justicia) y Martín Guzmán (Economía), entre otros.
El Presidente se retiró de la sala de conferencias en medio de los aplausos recibidos por todos los presentes, quienes se notaban conmovidos por las palabras de Alberto Fernández.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar