El Toro Martínez

Deportes 26 de febrero de 2020 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO ILUSIONA./ Messi y Lautaro Martínez en uno de los festejos con el seleccionado argentino.
FOTO ARCHIVO ILUSIONA./ Messi y Lautaro Martínez en uno de los festejos con el seleccionado argentino.
(Especial para LA OPINION). - Acaso desde la llegada del Pipita Higuaín al gran escenario europeo, con lógica incidencia en la Selección Mayor, que el fútbol argentino no instalaba en esa elite un futbolista de las cualidades de Lautaro Martínez, por localizar un ejemplo contemporáneo, evitando remontarnos a los tiempos de Gabriel Batistuta.
Este análisis, si se quiere discrecional, no procura instalar polémica alguna sobre otros referentes de nuestro juego insignia, solo hace foco en la tan mentada renovación, que no pocos dolores de cabeza ha provocado por la pereza de la misma y la frustración de los resultados en las competencias continentales.
El caso Martínez revela las dificultades que esa gran usina de talentos, que generó decenas de cracks en décadas pasadas, ha visto menguar la producción por diversos factores; la ausencia de buenos valores en la etapa formativa y la presión supina que las endebles economías de los clubes en nuestro país bajan hacia las capas inferiores para transferir casi a adolescentes, está conspirando contra el pulido de ese atleta todavía frágil en varios sentidos y en la pérdida de un aceptable nivel de competencia doméstica.
Lautaro Martínez ha sido fruto de esas herejías, que en estos tiempos, a la luz de su consagración en el fútbol italiano y a las órdenes de un club de las dimensiones del Inter, se hace mucho más visible y proyecta, a corto plazo, la imagen de un recurso poderoso para las filas albicelestes.
Lo criaron con la pelota en el club Liniers de Bahía Blanca, para después terminar en Racing y así completar ese otro nivel educativo que lo llevara de manera meteórica al debut en primera división. Martínez jugó algo más de 60 partidos en La Academia y anotó 27 goles, los suficientes para que los “ojeadores” del Inter de Milán se lo llevaran anticipándose a otras potencias que ya se frotaban las manos.
Todo eso paso en un flash, en la vida de este fornido y talentoso delantero, que al igual que muchos de sus colegas, partió al otro mundo, guiado más por su instinto y fortaleza anímica que por las escasas referencias de su juego, generando claro está, las consiguientes dudas sobre la integración social y cultural a la que están expuestos y que muchas veces, resultan óbice para el desarrollo deportivo.
Dos años más tarde, esa consolidación tan deseada en las competencias de alto impacto mediático y poco alcanzadas por jugadores de la procedencia de Lautaro Martínez llegó para quedarse y según parece, para el mundo empresarial que rige esta actividad, ya se trata de un referente de la nueva camada y sus goles invitan a una nueva pulseada, eso sí, en esta oportunidad, será por varias decenas de millones euros.

"ES ESPECTACULAR" 
No lo dicen sus representantes,ni los tifosis del Inter, tampoco es una expresión de Lionel Scaloni, aunque todos ellos estarían de acuerdo, mucho más, si ese mimo viene de Lionel Messi, con lo cual ya se convierte en una nota de concepto que puede cambiarle, aún más, el futuro inmediato.
Muchas cosas en la cabeza de un chico que apenas tiene 22 años, pero que ya asume las presiones y desafíos de los deportistas maduros. Lautaro se ha convertido, además, en el mascarón de proa del nuevo proyecto de la Selección Argentina.
"Es espectacular, tiene unas condiciones impresionantes, se le veía que iba a ser un gran jugador, ahora explotó y lo está mostrando. Es muy fuerte, tiene un uno contra uno muy bueno, tiene mucho gol, en el área se pelea con cualquiera, aguanta, se gira, se la rebusca solo. Tiene mucha calidad. Es muy completo", dijo en la entrevista que brindó a Mundo Deportivo.
Lautaro disputó 13 encuentros con la selección y marcó ocho goles, todos en el ciclo de Lionel Scaloni. Se ganó la titularidad indiscutida y hasta a veces dejó relegado a Sergio Agüero. Con la lesión de Luis Suárez y la necesidad de más jerarquía, Messi no duda en que sería importante en España.
"Ojalá pudiesen venir todos y pelearlo todo, y la Champions. Lautaro tiene mucho parecido con Luis, los dos se manejan muy bien con el cuerpo, aguanta la pelota, a la hora de cargar, a la hora del gol, tienen cosas parecidas. Lo tendrá también en la selección. En la Copa América anterior hizo un gran torneo, con goles. El equipo acabó jugando bien, demostró que podía ser fiable. En amistosos importantes se rindió de buena manera, ahora tendremos otra oportunidad con él", agregó.
"Como dije siempre todos los buenos jugadores al final se acaban adaptando y si deben jugar se acomodan. Y Luis también tiene mucha experiencia y podría ayudar a la adaptación de Lautaro al club y a la Liga, pero todo son suposiciones", cerró.
Esa empatía que está generando en los pesos pesados todavía vigentes, es una buena señal, es deseable, que ese temperamento muchas veces díscolo, no la interrumpa y así podamos disfrutar los futboleros, de nuevas alianzas para concretar algunos sueños pendientes.
Lautaro Martínez está en todas las agendas de los entrenadores de AFA; Lionel Scaloni apostó en esta etapa a su integración y hoy ya no hay polémicas, con lo cual será el referente de área en las Eliminatorias y en la Copa América, claro que, Fernando Batista, también se ilusiona con llevarlo a Tokio para los Juegos Olímpicos y explotar esta gema, en otros de los retos de este 2020, la Medalla Dorada, en definitiva, un jugador para todos los frentes, un verdadero toro del área.

Te puede interesar

Boletín de noticias