Murió el ex presidente egipcio Hosni Mubarak

Internacionales 26 de febrero de 2020 Por Redacción
GOBERNO EL PAIS DURANTE 30 AÑOS
BUENOS AIRES, 26 (NA). - El ex presidente egipcio, Hosni Mubarak, que gobernó durante tres décadas, murió ayer a los 91 años en un hospital de El Cairo, confirmó la televisión estatal de ese país tras varias horas de rumores.
Su muerte cierra una era en el país más poblado del mundo árabe: gobernó Egipto desde 1981 hasta que 18 días de revueltas populares precipitaron su caída el 11 de febrero de 2011.
El funeral de Mubarak se celebrará esta tarde y el Gobierno egipcio declaró tres días de luto.
Según su abogado, Farid el Dib, la salud de Mubarak había empeorado en el último tiempo y hace un mes fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital militar de El Cairo, luego de haberse sometido a una operación de estómago.
Mubarak había nacido el 4 de mayo de 1928 en Kafr el Meselha, un pueblo rodeado por los campos verdes y fértiles del Nilo, situado a unos 70 kilómetros al norte de El Cairo.
A los 20 años se licenció en la Academia Militar y comenzó una carrera que lo llevó años después, en 1967, a ser designado jefe de la Fuerza Aérea Egipcia.
Cobró fama como comandante de la Fuerza Aérea durante la Guerra de Yom Kippur, en 1973, donde los pilotos a su cargo se destacaron en acciones contra las Fuerzas de Defensa de Israel.
Su primer cargo político lo ocupó cuando fue designado vicepresidente de Anwar al Sadat, en el año 1975.
Tras la guerra, Sadat inició un proceso de acercamiento con Estados Unidos e Israel que culminaría con la firma de un celebrado Tratado de Paz en 1979, que significó un giro en la política exterior egipcia.
Estas medidas le valieron una fuerte oposición de los movimientos yihadisyas y también de los islamistas, pero siempre recibió el apoyo incondicional de su pueblo.
En 1981, el entonces presidente Sadat murió en un atentado en el que Mubarak resultó herido, aunque ese incidente no impidió que asumiera de inmediato el máximo cargo gubernamental.
Su gobierno estuvo marcado por la búsqueda de la estabilidad a la fuerza, los vaivenes económicos y una muy buena relación con Occidente debido a su férrea oposición a los movimientos islamistas.
Durante los primeros años se valió de algunos referéndum (1987, 1993 y 1999) para mantenerse en el poder sin necesidad de competir en elecciones libres.
Sin embargo, en 2005 cambió de estrategia y organizó elecciones: permitió la participación de otros partidos y las ganó, aunque en un proceso que fue muy cuestionado por los restantes candidatos.
En enero de 2011 comenzaron las protestas por la falta de libertad y las duras condiciones económicas en el país.
Mubarak intentó apaciguar la situación prometiendo reformas constitucionales y abstenerse de participar en las elecciones convocadas para ese mismo año.
Pero hubo una escalada de violencia con una brutal represión que dejó un saldo de más de 800 muertos y miles de heridos.
Mubarak finalmente renunció el 11 de febrero, dos semanas después de iniciada la revolución en Egipto, dejando lugar a una Junta Militar que gobernaría hasta la elección de Mohamed Morsi.
Mubarak pasó tres años preso tras ser derrocado, acusado de la matanza de manifestantes durante la "Primavera Arabe", como así también de hechos de corrupción, entre otros cargos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar